Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Estudio no respalda que muy baja tensión arterial beneficie enfermedad cardiovascular

Estudio no respalda que muy baja tensión arterial beneficie enfermedad cardiovascular

Un estudio realizado con 8.000 personas no respalda que los pacientes hipertensos con enfermedad cardiovascular obtengan beneficios clínicos netos si reducen su tensión arterial por debajo de los valores asignados como recomendables al resto de la población.

Así lo constata el farmacéutico Luis Carlos Saiz Fernández (Las Palmas de Gran Canaria, 1972), miembro de la Sección de Innovación y Organización del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), en su tesis doctoral defendida en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), donde presenta cuatro ensayos clínicos con casi 8.000 participantes.

El trabajo pretendía constatar la validez de la recomendación de algunas guías clínicas de alcanzar una tensión arterial igual o menor a 135 / 85 mmHg en las personas hipertensas con enfermedad cardiovascular, en lugar de adoptar el objetivo más estándar, que suele ser igual o menor a 140-160 / 90-100 mmHg.

“Hasta el momento no está claro si ser más agresivo con los objetivos de tensión arterial es la mejor estrategia para esta población concreta”, asegura en una nota Saiz, quien por ello evaluó todas las pruebas científicas que respondiesen a esta pregunta y elaboró los ensayos clínicos con el seguimiento de 7.938 participantes durante una media de 3,7 a 4,7 años.

Con todo ello, tras el estudio, “no se encontraron diferencias en la mortalidad de los participantes al comparar la estrategia de un objetivo intensivo con el estándar”, reconoce el investigador.

Añade que “el único beneficio significativo a favor del objetivo intensivo fue un ligero descenso en los eventos cardiovasculares totales, sobre todo, infartos de miocardio e infartos cerebrales”.

Sin embargo, “cuando se tuvo en cuenta el total de los eventos adversos graves ocurridos -muertes, eventos cardiovasculares y otros tipos de daños graves-, no se pudo constatar un beneficio clínico neto”.

Por ello, reconoce Saiz que “después de analizar las mejores pruebas científicas, los datos obtenidos no respaldan la recomendación de un objetivo intensivo de tensión arterial en pacientes hipertensos con enfermedad cardiovascular establecida. No obstante, actualmente hay en marcha varios ensayos clínicos que podrían modificar, en un futuro, estas conclusiones”. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies