Últimas noticias

Un comité especial empieza a debatir la abdicación del emperador de Japón

El comité establecido por el Gobierno de Japón para estudiar la abdicación del emperador Akihito comienza hoy a deliberar opciones para gestionar esta situación, que no está recogida en la Constitución del país.
El comité especial se formó el pasado septiembre después de que este verano el monarca, de 82 años, expresara públicamente el deseo de delegar el trono en su hijo Naruhito antes de su muerte debido a su edad y delicada salud.
Lo que aporte el grupo de expertos puede allanar el camino para reformar el papel de la Casa Imperial, institución sometida a una estricta normativa que no ha sido modificada desde 1947.

El Gobierno quiere que este comité le remita lo más pronto posible una serie de recomendaciones para poder activar una legislación especial que no requiera de una enmienda de la Constitución, proceso que actualmente es demasiado largo y complejo, para cumplir los deseos de Akihito.

El grupo, en el que figuran Junko Obata, profesora de Derecho de la Universidad de Sophia; Midori Miyazaki, académica de la Universidad de Comercio de Chiba, y el presidente de la mayor patronal de Japón (Keidanren), Takashi Imai, recibirá a partir de hoy la asesoría de expertos en derecho y en la Casa Imperial.

Pese a que solo la abdicación póstuma está recogida en la ley vigente de 1947, en el pasado la mitad de los 125 emperadores que han ocupado el trono del crisantemo pudieron abandonar el trono.

El objetivo del Gobierno japonés es presentar el proyecto de ley específico -para aplicarlo solo al caso de Akihito- ante el Parlamento a principios de 2017, con objeto de permitir la abdicación del emperador, algo que la mayoría de los ciudadanos parece aprobar en los sondeos.

Sin embargo, no se descarta que se debata sobre otros temas derivados del deseo de abdicación del emperador, como la posibilidad de eliminar la ley sálica para permitir que las mujeres puedan ocupar el trono en Japón, uno de los países desarrollados con peores índices de igualdad.

La salud del emperador Akihito se ha visto debilitada en los últimos años, ya que se sometió a una operación coronaria de «bypass» en 2012 y sufrió un cáncer de próstata en 2003, tras el que padeció osteoporosis debido al efecto de la terapia hormonal que se le recetó. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies