Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

1.716 personas sin hogar en Pamplona

1.716 personas sin hogar en Pamplona

El servicio municipal de atención a personas sin hogar ayudó en 2014 a un total de 1.716 personas diferentes

Se trata de personas que viven en Pamplona o están de paso por la ciudad y que no tienen vivienda, trabajo y se encuentran en una situación de exclusión social severa. Este centro del Ayuntamiento de Pamplona les ofrece alojamiento y comida y les ayuda a dar pasos para salir adelante. La concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitario, Edurne Eguino, ha visitado esta semana el centro y se ha reunido con sus trabajadores, para conocer de primera mano la labor social que realizan.

El centro, abierto en 2011 en la avenida de Guipúzcoa (Trinitarios), está gestionado por la Fundación Xilema, ganadora del concurso público convocado al efecto. Se trata de un centro de 50 plazas, 25 para itinerantes y 25 para empadronados, que cubre las necesidades primarias de alojamiento, higiene y alimentación. Además, el centro coordina su labor con el Programa de educación de calle, que realiza un seguimiento de las personas que viven en la calle (se estima que son alrededor de 125), y a las que se trata de llevar a cubierto cuando bajan las temperaturas y se activa el protocolo de frío para que nadie duerma a la intemperie.

Perfil de usuarios

El servicio municipal de atención a personas sin hogar es un recurso municipal que presta atención a las personas que viven en Pamplona o están de paso en la ciudad, carecen de vivienda y trabajo, y están en una situación de exclusión severa motivada por distintos factores: pobreza extrema, adicciones, falta de red familiar, problemas con la justicia, enfermedad, situación coyuntural de crisis, etc. Se trata en todo caso de situaciones que dificultan enormemente su proceso de reincorporación social, y precisas de grandes dosis de apoyo para reconstruir su itinerario personal.

El servicio está abierto las 24 horas del día todos los días del año con excepción de los Sanfermines. En él trabajan un coordinador/director del servicio, dos trabajadores sociales, un psicólogo, ocho educadores y  cinco monitores.

Durante el año 2014, el servicio prestó apoyo a un total de 1.716 personas distintas, una media de 35,6 personas al día. La gran mayoría son del programa de itinerantes, personas de paso, cuya estancia es de alrededor de 3 días: en 2014 fueron 1.524 personas distintas, una media de 21 al día. Los empadronados, personas de Pamplona con estancias más largas (el programa contempla hasta 6 meses) fueron 65, alrededor de 15 al día. Y junto a ellos, se prestó atención a 127 personas en la calle.

El perfil del usuario del servicio de atención a personas sin hogar es mayoritariamente masculino: el 89% de los atendidos fueron hombres. La edad media ronda los 44 años, y aunque el grupo menos numeroso es el de jóvenes (la franja de edades de 18 a 24 años supone el 6,35% de usuarios), se está detectando un incremento de este colectivo.

Los atendidos provinieron de 59 nacionalidades, si bien las 5 principales aglutinan al 82,6% de los usuarios: España (48,6% de usuarios), Marruecos (13,57%), Rumanía (9,84%), Argelia (6,75%) y Portugal (3,9%). En este sentido, destaca el aumento de personas de procedencia de países del este de Europa.

Personas itinerantes

El programa de atención a personas en itinerancia cuenta con 25 plazas. El acceso es directo y es para tiempos de estancia máxima de 3 días. Ofrece servicio de información y acogida, alojamiento, alimentación, salud y citas médicas, higiene personal, actividades formativo-educativas y asistencia social. En 2014 se atendieron 1.749 personas, de ellas 1.524 diferentes. Sólo 163 eran mujeres (el 11%).

El programa de atención a empadronados (requisito de 2 años de empadronamiento en Pamplona) ofrece 25 plazas de estancia de 6 meses. El acceso a este servicio llega de los servicios sociales municipales. Ofrece servicio de información y acogida, alojamiento, alimentación, salud y control de medicación, higiene personal, acompañamiento educativo, asistencia social y psicológica, y actividades ocupacionales. En 2014 se atendieron 68 personas, 65 diferentes. De ellas, 8 eran mujeres (el 9%).

En este caso, el 31% de las personas que llegan al programa tienen un diagnóstico de salud mental. Sin embargo, tras la valoración que se hace por el personal del centro, se ha detectado que en realidad tienen necesidades en esta área el 88%, bien por trastornos de personalidad (4 de cada 10), trastornos psicóticos (2 de cada 10), trastornos del ánimo (2 de cada 10), perfiles perversos (1 de cada 10) y otras estructuras psicopáticas (1 de cada 10). En el 73% de los casos tienen una patología dual: trastorno mental y consumo de tóxicos.

Con estas personas, que realizan una estancia más larga en el centro, se interviene en tres fases con espacios diferenciados, con el objetivo de ir reconstruyendo el itinerario personal y laboral. Uno de los programas que se realizan con ellos es el trabajo en la huerta de Casa Gurbindo, lo que ha reportado un muchos beneficios a los participantes.

El último programa, el de atención en calle, es un servicio preventivo, de acompañamiento y planificación. Proporciona acompañamiento social, información y asesoramiento, ayuda a la búsqueda y derivación a recursos, a la organización económica, y colabora en la vigilancia de la salud y control de medicación. Dos trabajadores del centro realizan rutas diarias para localizar a las personas que viven en la calle. En 2014 se atendieron a 127 personas diferentes, de las cuales 19 eran mujeres (el 15%).

Cuando se activa el protocolo de ola de frío (de noviembre a marzo, o cuando la temperatura baja de 3 grados), el centro amplía las plazas de 50 a 64, de forma que puedan entrar más personas que están en la calle para que nadie pase la noche a la intemperie. Cuando se terminan las plazas, se facilitan vales de pensión. En 2014, se activó el protocolo en 108 noches y así se atendió a 479 personas (166 personas diferentes).

Otro de los servicios que se ofrece es el de reparto de billete de autobús a otros municipios navarros o comunidades limítrofes. En 2014 se entregaron un total de 1.020 billetes. Los destinos más habituales son los de Zaragoza, San Sebastián, Vitoria, Huesca, Bilbao, Logroño, Jaca y Tudela.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies