Últimas noticias

La reactivación artificial de recuerdos felices puede revertir la depresión

La reactivación artificial de recuerdos felices puede revertir la depresión

depresion_4

Es factible eliminar los síntomas de la depresión en ratones reactivando artificialmente recuerdos felices que se formaron antes de la aparición de la depresión

Así lo ha demostrado el equipo de Susumu Tonegawa y Steve Ramirez, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos. En sus experimentos con ratones, los investigadores encontraron que permitirles a los ratones llevar a cabo experiencias agradables después de deprimirse no mejoraba sus síntomas tanto como reactivar en ellos un recuerdo agradable antiguo. Era pues el efecto de rememorar los viejos recuerdos lo que ejercía la influencia beneficiosa, que se tradujo incluso en la formación de nuevas células cerebrales.

Los resultados de esta investigación ofrecen una posible explicación para el éxito de las psicoterapias en las que los pacientes de depresión son animados a recordar experiencias agradables. Lo descubierto en el nuevo estudio sugiere también nuevas formas de tratar la depresión mediante la manipulación de las células cerebrales donde están almacenados los recuerdos. Los investigadores creen que este enfoque selectivo y de precisión sobre puntos muy específicos del cerebro podría tener menos efectos secundarios que la mayoría de fármacos antidepresivos, que bañan a todo el cerebro.

Esta imagen muestra células recién nacidas en el hipocampo, que fueron el resultado de la reactivación de recuerdos practicada por los investigadores. (Imagen: Steve Ramirez Moreno y Susumu Tonegawa)
Esta imagen muestra células recién nacidas en el hipocampo, que fueron el resultado de la reactivación de recuerdos practicada por los investigadores. (Imagen: Steve Ramirez Moreno y Susumu Tonegawa)

Una vez se identifiquen con la debida certeza todos los lugares específicos en el circuito de recuerdos que no están funcionando bien, o cuya potenciación traerá consecuencias beneficiosas, se abrirá para los pacientes la posibilidad de que el desarrollo de nuevas tecnologías médicas permita inducir mejoras en partes muy concretas del circuito cerebral, un planteamiento más prometedor que la estrategia típica seguida hoy en día con el uso de fármacos cerebrales: administrar el producto y dejar que este actúe en todas partes del cerebro.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies