Últimas noticias

Herschel revela cómo se distribuye la materia en la Vía Láctea

Herschel revela cómo se distribuye la materia en la Vía Láctea
Vista obtenida por el telescopio espacial Herschel del filamento G47ESA / ESA
Vista obtenida por el telescopio espacial Herschel del filamento G47ESA / ESA

Desvela enormes filamentos de gas y polvo en la Vía Láctea

En los filamentos cobran forma las semillas de nuevas estrellas.

El telescopio espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA) Herschel ha obtenido tres imágenes que muestran gigantes filamentos de gas y polvo que revelan cómo está distribuida la materia a lo largo de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Hebras largas y ligeras emergen de una mezcla de material de complejas formas, a medida que el gas y el polvo se vuelven más densos y se enfrían. Dos de estas hebras incluso muestran una ‘cabeza’, una acumulación más brillante de material en su extremo.

Estos filamentos están entre los más llamativos jamás observados en nuestra galaxia. Su masa es miles de veces -o incluso decenas de miles de veces- mayor que la de nuestro Sol.

Miden más de 100 años luz de largo, y tienen como mucho 10 años luz de ancho. E incluso a estas vastas escalas reproducen la distribución de materia, en forma de filamentos, que Herschel ha observado en detalle en las regiones más cercanas de formación estelar, en la Vía Láctea, ha informado la ESA.

Observación de partes frías y densas

Si bien el polvo es solo un ingrediente menor en esta mezcla cósmica, es muy brillante en el infrarrojo lejano y en las longitudes de onda submilimétricas en que observa Herschel.

Esto ha permitido a los astrónomos observar por primera vez las partes más frías y densas de esta maraña de material, que se aprecian en rojo y azul en las imágenes obtenidas en falso color.

Los filamentos están salpicados de grumos más brillantes: se trata de incubadoras cósmicas, donde cobran forma las semillas de nuevas estrellas.

El resplandor azul y violeta en los filamentos muestra acumulaciones de material más caliente, incendiado por la radiación emitida por las estrellas recién nacidas.

Filamentos casi inéditos

Antes de Herschel se conocían solo dos filamentos gigantes como estos, pero ahora se han descubierto varios más abriéndose camino a través de los brazos espirales de la Vía Láctea.

Creen que son las primeras estructuras que se forman cuando el material interestelar se reúne, un primer paso que llevará en un futuro a la formación de nuevas estrellas.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies