Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La nanotecnología llega hasta el corazón

La nanotecnología llega hasta el corazón
Jorge Reynolds, creador del marcapasos diseña un modelo 'nano'
Jorge Reynolds, creador del marcapasos diseña un modelo ‘nano’

En Colombia, científicos en colaboración con colegas del Instituto de tecnología de Taiwán y universidades de Estados Unidos y Europa, lograron “crear un marcapasos en miniatura fabricado con ayuda de nanotecnología”, explicó uno de los inventores, Jorge Reynolds, que en 1958 creó el primer marcapasos del mundo

Con la nueva tecnología se podrá reducir el costo de estos equipos y ya no necesitarán baterías.

El científico colombiano Jorge Reynolds, creador del primer marcapasos, en 1958, avanza en un nuevo diseño basado en la nanotecnología, que reduciría de 12.000 a 1.500 dólares el costo del equipo y convertiría en ambulatoria la intervención para implantarlo.

Según el científico, el nuevo dispositivo tiene el tamaño de la cuarta parte de un grano de arroz y se implanta bajo la piel. “El aparato no requiere batería porque la misma contracción del corazón alimentará el circuito electrónico”, agregó Reynolds, que estudió en Cambridge y en Bogotá, y lleva toda la vida dedicada al estudio del corazón.

Esta innovación médica está muy lejos del aparato que comenzó a idear en 1957 junto con el médico Alberto Vejarano Laverde, basado en tubos al vacío, a partir de la electrónica de aquella época. Aquel era “un aparato grande, pesaba 50 kilos y funcionaba con la batería de un automóvil”, recuerda.

Desde entonces, los marcapasos han sido elaborados por distintos fabricantes, hasta llegar a tener el grosor de tres monedas medianas apiladas. El nuevo modelo en que trabaja Reynolds, que parte de la nanotecnología, campo de la ciencia que permite manipular las estructuras moleculares y los átomos para crear materiales, sistemas y aparatos muy pequeños o ‘nanos’, estará conectado con el teléfono móvil del médico para alertar sobre posibles fallas en su sistema.

“En caso de un mal funcionamiento, el médico recibe la alarma y puede corregirlo desde su teléfono celular, y cambiar los parámetros de funcionamiento del marcapasos”, resaltó el científico.

Otra novedad, según Reynolds, será la forma de implantación en el paciente: “Es una cirugía aproximadamente de unos 10 a 15 minutos, poco traumática; además existe la gran ventaja de que es ambulatoria, el paciente se va para su casa”.

Con la nueva tecnología se podrá reducir el costo de estos equipos, que ya no necesitarán baterías y tendrán una vida útil de unos 50 años. “Un marcapasos vale hoy alrededor de 12.000 dólares, el nuevo parece que va a costar unos 1.000 o 1.500 dólares”.


 

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies