Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Descubren un grabado realizado por neandertales en una cueva de Gibraltar

Descubren un grabado realizado por neandertales en una cueva de Gibraltar
Grabado en la cueva de Gorham. (EFE).
Grabado en la cueva de Gorham. (EFE).

Los neandertales también eran artistas, como nosotros, los homo sapìens. Hasta ahora se creía que la capacidad de pensamiento simbólico era exclusiva del hombre moderno, pero un grupo internacional de expertos afirma que un grabado (con forma de ‘hahstag’, de almohadilla) que se ha encontrado en una cueva de Gibraltar fue realizado por los neandertales hace unos 40.000 años. En esa época, los homo sapiens todavía no habían llegado al sur de la Península Ibérica.

La capacidad de pensamiento simbólico no es exclusiva del hombre moderno o, al menos, eso parece indicar un grabado neandertal hallado en una roca de la Cueva de Gorham, en Gibraltar. Es el primer diseño abstracto realizado por estos humanos que se extinguieron hace miles de años. Hasta ahora se pensaba que sólo el hombre moderno tenía pensamiento simbólico.

Un estudio internacional (en el que participan investigadores españoles del CSIC) atribuye a los neandertales un grabado hallado en una roca de la Cueva de Gorham, en Gibraltar. Se trata del primer caso demostrable de un diseño abstracto hecho de forma deliberada por neandertales y esto demostraría que la capacidad de pensamiento simbólico no es exclusiva del hombre moderno. “A pesar de su aparente simplicidad, el grabado de los neandertales representa un salto cualitativo en nuestro conocimiento de la capacidad cognitiva de esos otros humanos ya extintos” -ha explicado Juan José Negro, director de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y uno de los autores de este estudio.

Hasta ahora, la producción de pinturas rupestres y grabados en las paredes de las cuevas se consideraba fruto de la evolución humana y una capacidad exclusiva de los humanos modernos, que llegaron a Europa occidental hace unos 40.000 años. Sin embargo, un estudio internacional publicado en la revista científica PNAS, en el que han participado investigadores españoles, presenta el primer caso demostrable de un diseño abstracto hecho por neandertales.

El grabado, del tamaño de la palma de una mano y realizado sobre una roca, es un trazado de líneas cruzadas en ángulo recto. Para determinar cómo y por qué se grabaron estas líneas en la roca, los investigadores, realizaron un estudio microscópico y morfométrico de las incisiones a través de microfotografías. También hicieron experimentos con herramientas líticas auténticas fabricadas por los neandertales de Gibraltar para comprobar el tipo de líneas que dejaban en la piedra. Con pruebas como éstas, los investigadores llegaron a la conclusión de que el grabado no es accidental, sino una obra intencionada de los neandertales.

“A pesar de su aparente simplicidad, el grabado de los neandertales representa un salto cualitativo en nuestro conocimiento de la capacidad cognitiva de esos otros humanos ya extintos: este tipo de representaciones abstractas, sin ninguna funcionalidad aparente, es exclusivo de mentes con capacidad de abstracción”, explica el investigador del CSIC Juan José Negro, de la Estación Biológica de Doñana.

Según este investigador, el grabado analizado es “un elemento cultural” y “un fenómeno único equiparable a una obra de arte”.

Los análisis geoquímicos de revestimiento mineral en los surcos del grabado datan su creación a una etapa en la que estaban presentes lo neandertales.

La realización de pinturas rupestres y grabados en las paredes de las cuevas se consideraba hasta ahora fruto de la evolución humana y exclusiva de los humanos modernos, que llegaron a Europa occidental hace aproximadamente 40.000 años. Sin embargo, este estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) presenta la primera muestra conocida de un modelo abstracto de grabado hecho por neandertales. Consiste en un cruce de líneas cruzadas en ángulo recto por otras, realizadas en profundidad en la roca, y que cubre aproximadamente la extensión de una palma de mano humana.

Este grabado es una prueba más de que los neandertales no eran unos humanos “de segunda división” sino que tenían unas capacidades básicas para el pensamiento simbólico que los aproxima al hombre moderno, porque los neandertales también se sabe que usaban plumas y pigmentos como ornamento y también realizaban enterramientos intencionados. En resumen, concluye el investigador español Juan José Negro, “los neandertales eran muy similares a nosotros”.

Según los científicos, este hallazgo se suma a otras evidencias encontradas en otros yacimientos neandertales, como el uso de pigmentos o las pruebas de enterramientos intencionados, señales que muestran que la capacidad cognitiva de los neandertales es mayor de la que se les había atribuido hasta ahora.

El hallazgo “va a suponer una sacudida en la forma de trabajar en los yacimientos neandertales, ya que ahora los estudiosos van a estar mucho más atentos a indicios que antes han podido pasar por alto y que pueden apuntalar aún más la idea de que estos hombres eran muy similares a nosotros”, concluye el investigador.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies