Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Tal día como hoy… Entra en vigor la Ley Seca o Ley Volstead en EEUU con producción clandestina

Tal día como hoy… Entra en vigor la Ley Seca o Ley Volstead en EEUU con producción clandestina

Tal día como hoy un 16 de  enero de 1920 entró en vigor la 18ª enmienda a la Constitución de Estados Unidos, más conocida como Ley Seca o Ley Volstead, que prohibía la fabricación, el transporte y la venta de bebidas alcohólicas en todo el país. Estos nuevos delitos se castigaron a partir de aquel momento con multa y prisión, y estaba previsto el cierre durante un año cualquier establecimiento donde se detectara su consumo. Las medidas prohibicionistas extremas fomentaron una gran industria del crimen organizado. Los speakeasies (bares clandestinos) florecieron en las ciudades estadounidenses, protegidos por la complicidad de los ciudadanos enemigos de la prohibición. Para 1925 había 100.000 bares secretos en las principales urbes, 10.000 de ellos en Nueva York.

Desde principios del siglo XIX, En los Estados Unidos se había ido generalizando un movimiento social – Movimiento para la Templanza- que fomentaba la moderación en el comer y en el beber. Diversos líderes religiosos de iglesias protestantes habían insistido públicamente en regular el libre consumo de alcohol, al cual culpaban de diversos males sociales (prostitución, pobreza,  enfermedades, delincuencia). Si a ello unimos, que la inmigración a Estados Unidos, a partir de 1850,  de inmigrantes irlandeses, alemanes, y de Europa Oriental había  hecho aumentar el consumo de alcohol, puede entenderse como,  para comienzos del siglo XX, proliferaron activistas, organizaciones sociales y políticas que querían prohibir el consumo de alcohol,  reclamando normas que redujeran su consumo.

La Primera Guerra Mundial fue aprovechada por los activistas anti-alcohol como una ocasión para el “mejoramiento moral” del país, resaltando que gran parte de la cerveza consumida por los estadounidenses era producida por industrias de inmigrantes alemanes y reducir el consumo de este licor sería una actividad patriótica.

En 1917, el Congreso aprobó una resolución a favor de una enmienda a la Constitución de los Estados Unidos que prohibía la venta, importación, exportación, fabricación y el transporte de bebidas alcohólicas en todo el territorio de Estados Unidos. En la fecha que nos ocupa,  la enmienda fue ratificada por 36 de los 48 estados de la Unión, siendo susceptible de imponerse como ley federal (aplicable a todos los Estados).

La ley seca (o Prohibition, como fue denominada informalmente en EE. UU) no prohibía ciertamente el consumo de alcohol, pero lo hacía muy difícil para las masas al prohibir la manufactura, venta, y el transporte de bebidas alcohólicas (ya sea para importarlo o exportarlo).

El alcohol, no obstante, continuó siendo producido de forma clandestina, provocando un auge considerable del crimen organizado. La persistencia de la demanda impulsaría un floreciente “mercado negro” atrayendo a éste a importantes bandas de delincuentes. Un buen ejemplo de esto fueron Al Capone y otros jefes de la Mafia estadounidense que ganaron millones de dólares mediante el tráfico y la venta clandestina. Muchos de los delitos más serios de la década de 1920, incluyendo robo y asesinato, fueron resultado directo del negocio clandestino de alcohol que operó durante la ley seca.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies