Últimas noticias

Detenido por la venta ilícita de una escultura egipcia del 1450 a.C

La Policía Nacional detiene a un vendedor de antigüedades por la venta ilícita de una escultura egipcia valorada en 190.000 euros que se ofrecía durante la feria anual TEFAF en Mastrich

El propietario del establecimiento de antigüedades fue arrestado como presunto responsable de los delitos de blanqueo de capitales, contrabando y falsedad documental.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Barcelona a un vendedor de antigüedades por la venta presuntamente ilícita de una escultura egipcia valorada en 190.000 euros. La pieza se trata de la cabeza de una escultura egipcia que data aproximadamente del 1450 a.C. Al detenido se le considera presunto responsable de los delitos de blanqueo de capitales, contrabando, y falsedad documental.

La investigación se inició a finales del pasado año, cuando las autoridades de Países Bajos remitieron un documento en el que se comunicaba que un objeto arqueológico y de patrimonio cultural egipcio, vendido en ese país, habría sido comercializado ilegalmente en el mercado europeo. La escultura se ofrecía durante la feria anual de arte  The European Fine Art Fair (TEFAF) en Maastricht por una galería suiza, después de haber sido comprado a una galería germana.  Durante dicha feria, la galería helvética propietaria de la escultura, tuvo conocimiento de que la pieza había sido adquirida a un galerista español, a quien se le vinculaba con el comercio de antigüedades en zonas de conflicto como el norte de África y Oriente Próximo, por lo que la galería optó por entregar la escultura a la policía neerlandesa.

La pieza había sido adquirida en julio de 2015 por el responsable de un establecimiento barcelonés a una empresa internacional con sede en Bangkok.

El galerista español conocía el origen ilícito de la pieza egipcia

El galerista español justificó el origen de la pieza aportando un documento que recogía información sobre varias piezas arqueológicas pertenecientes a una colección española de los años 70 y que utilizó el galerista para falsificar el origen de la escultura, con datos de otra pieza similar que podría encajar con la descripción.

El arrestado era perfecto conocedor del origen ilícito de la cabeza egipcia intervenida en Países Bajos, y había ejecutado diversas maniobras para crearle un pasado que ocultara a la pieza su verdadero origen con el fin de introducirla en el mercado lícito que es el que más beneficios aporta. Los investigadores, tras las comprobaciones realizadas, pudieron acreditar que se trataba de un documento falso.

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies