Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Rebeldía

Artículo 25

Yo moriré de cáncer de próstata, pero ustedes a mi no me hacen la resonancia paramétrica porque no me da la gana y porque en este momento abandono la “sala de desesperas”. Sepan que a mi edad, dos horas de espera son dos horas menos de vida.

Llevo un par de mascarillas esperando que alguien se dirija a mi y me explique algo que justifique el retraso: El doctor se fugó con la paciente anterior, el doctor termina de ser fichado por la Seguridad Social, o que el doctor se fue a vivir a Venezuela. Cierto es que aparecían en la sala de los aburridos con jarras de agua y sobres que tras diluirlos y ser ingeridos debían de esperar  sesenta minutos sin orinar. Lo contrario que yo.

Ahora voy entendiendo de dónde viene lo de paciente, de la paciencia que hay que tener para ir de médicos.

El celador en voz alta dice: Todo el que tenga algún piercing que se lo quite, la resonancia no se puede hacer con metales, si alguien le hace falta ayuda que me lo diga. La joven, desenroscó la argolla que le atravesaba la nariz, luego dejó la sala en busca del baño, supongo que para quitarse el del ombligo.

La verdad es que los españoles tenemos un pronto fulminante, capaces de lo que sea por tener razón y conservar nuestra postura. Sacamos a hondear nuestro genio y somos capaces de morir en el acto si es necesario por nuestra cabezonería primitiva compulsiva.

Además, para certificar nuestra postura nos troceamos como en una carnicería: “Me juego un ojo de la cara”, “pongo la mano en el fuego”, “me cuesta un riñón”…

Pero somos como la espuma de una gaseosa y, a los tres segundos aquel gas desaparece dejándonos un sentimiento de culpabilidad. Me hicieron la resonancia y, como no podía ser de otra forma, falló el ordenador, al que hubo que resetearlo dos veces para que me introdujera el contraste y terminar la paramétrica fuera de los parámetros establecidos, diez minutos más tarde de lo habitual. Eso es lo bueno que tenemos los hispanos, que a los diez minutos de querer matar ha alguien nos tomamos una cerveza con él.

Manolo Royo, humorista www.manolo-royo.com

Artículo anterior Similitudes

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies