Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

En 2030 no tendrás nada y serás… POBRE, obviamente

Pasó una semana más que, aunque con hechos en sí distintos, no dejan de formar parte de ese guión nefasto que alguien ha diseñado, englobado dentro del capítulo del disparate, la contradicción, la mentira y la manipulación que se viene siguiendo desde hace varias décadas y sin reparo alguno en el  último trienio.

Empezaba con la “sorprendente” abstención de VOX al penúltimo decretazo de su “sanchidad”, que no supone otra cosa que la expresión clara del “do ut des” tan habitual en política, es decir, el cobro de los servicios prestados, como agradecimiento a la extracción del abismo en el que cayó dos años antes el partido verde –y su líder– que se llevó a cabo desde Moncloa tras la moción de censura de Junio de 2018, pero de eso ya escribí bastante desde entonces y puede que vuelva más adelante, pero no toca hoy, aunque conviene no olvidarlo. Y ayer, después de unas largas vacaciones que sus señorías no perdonan ni en situación crítica, la devolución del favor por el “presimiente” que le decía a Pablo Casado: “Es usted tan aparentemente moderado que hasta el señor Abascal le da lecciones de responsabilidad por el país y de sentido de Estado” y daba un poquito más de jabón al “homo amurriensis”: “En algunos momentos de destello usted demuestra más responsabilidad y sentido de Estado que el líder de la oposición”.

Dicha abstención no se traduce en otra cosa, aparte de lo chocante de subirse VOX al mismo carro que BILDU, y si es que llega esa “ayuda” después de lo que dijo el Presidente del Parlamento alemán: “España debe hacer reformas serias para recibir los fondos europeos”, que dejar en manos del doctor Plagio cum Fraude la distribución de esos “generosos” fondos para un uso clientelar y electoralista –recordemos los famosos Planes E de su modelo ZParo–. Pueden ser un anticipo las dos  portadas de El Mundo del pasado domingo, la que nos anunciaba que estaba embargaba hasta las 00:30 horas y la que después de esa hora apareció, en las que con la foto del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, entrecomillaba primero como frase suya que “Hay que moderar las pensiones 30.000 millones. La reforma es clave para tener los fondos de la UE” y la que finalmente se publicó –se ve que no le debió gustar a alguien esa crudeza de ajuste en primera plana– donde desaparecía la primera parte y quedaba finalmente como “La reforma de las pensiones es clave para acceder a los fondos de la UE”, mucho más “suave”, pero que ya deja una pista de por dónde pueden ir los recortes que pide Europa y que no saldrán precisamente de donde deberían en primer lugar, un ERTE de políticos, asesores y demás chiringuitos inútiles.

También se celebró el conocido como Foro de Davos, escaparate mundial del World Economy Forum que preside el “acreditado” marxista alemán Klaus Schwab, y de su plataforma la Agenda 2030 que quieren acelerar, cuyo eslogan “En 2030 no tendrás nada y serás feliz” recojo en el título del artículo con otro final, claro, y que dejó en esta edición que “La pandemia representa una oportunidad, inusual y reducida, para reflexionar, reimaginar y reiniciar nuestro mundo”. Un mensaje que parece más bien una sentencia, porque encierra, en mi opinión, bastante más de lo que puede parecer a simple vista en esas dos frases que incluye: “oportunidad reducida¿quiere decir para unos pocos?, ¿ellos?, ¿los que mueven los hilos?, y, “reiniciar nuestro mundo” ¿el de esos mismos? En esta edición se dieron además dos circunstancias: no asistió el nuevo Presidente de los EE. UU., como solía ser habitual, sino que enviaron a un especialista en “asuntos climáticos”, uno de los principales objetivos de esa agenda que promociona el lobby, el 13º concretamente, que dice que “Se instaurará una verdad obligatoria sobre el calentamiento global, prohibiendo cualquier otra opinión, científica o no, en contrario, que denominan negacionismo de la verdad oficial. A esta nueva verdad –¿les suena, Nuevo Orden Mundial, Nueva Normalidad…?– se unió incluso el Papa Francisco, que apoya la urgencia de abordar el calentamiento global en la encíclica “Laudato si’ de mayo de 2015” y, no casualidad precisamente, el invitado de honor fue el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, que tampoco se quedó atrás erigiéndose líder mundial a falta de aquel Donald Trump –eliminado del tablero de juego tras las más que dudosas últimas elecciones USA– que le leyó la cartilla en una edición anterior. El también presidente del PCCh, tras presumir de que “China ha sido la única economía que ha crecido”, sentenció que “El mundo ya no será como antes” –si lo sabrá él–. Y una “curiosidad” más en este aspecto, el responsable de la Agenda 2030 en España es ni más ni menos que PabLenin Iglesias el vicepresidente segundo y líder en la sombra –“si me cabreas se te acaba la legislatura y te levanto la calle”– porque a Mr. Postureo le vale con seguir en la poltrona.

Vivimos también el nuevo viaje del reaparecido Falconeti, esta vez en helicóptero, al que su asesor,  jefe de gabinete y secretario de Estado, Iván Redondo, debió aconsejarle que era menos ostentoso y por tanto menos proclive a que algún “facha” le dijera algo si pasaba por el aeropuerto. El pretexto, la inauguración del tramo de AVE Elche-Orihuela, y no desaprovechó la ocasión para dejar sus señas de identidad, la ampulosidad y la mentira: “2021 será el año de la recuperación, porque mientras superábamos la emergencia sanitaria no hemos dejado de ocuparnos de la emergencia económica y social, por eso hace unos días teníamos el dato del mayor retroceso económico desde la Guerra Civil en España, un caída del PIB del 11% –segunda “derrota” a Franco después de 45 años muerto, tras la exhumación– y el peor de la zona euro y del mundo. Y por si fuera poco, la EPA del martes dejaba una pérdida de empleo interanual de más de 710.000 personas, que llevan la cifra oficial muy cerca ya de los 4 millones que aquel célebre ministro del que estaba en la Champions League de la economía, Celestino Corbacho, decía que “nunca llegaremos”, pero que en 2013 superaron los seis, llevando la tasa de desempleo al 27’16%, como recordó el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, cuando daba a conocer los últimos, que ya superan el 16% y sin contar los más de 730.000 afectados por los ERTE, cuyas esperanzas de reincorporación son más que remotas para muchos.

Un nuevo viaje electoralista después de no habérsele visto en una sola residencia de ancianos, como no fue al Hospital de IFEMA que todo el mundo ponderó como ejemplo de rapidez de actuación y de eficacia ni tampoco asistió a la inauguración del nuevo Hospital Isabel Zendal, especializado en el tratamiento del COVID 19, que la izquierda, los auténticos fachas, tratan de censurar todos los días desde que se abrió y del que hemos sabido que algunos indeseables –probablemente empleados, simpatizantes en ese caso de los que censuran esta gran iniciativa– están tratando de boicotear robando equipos, cortando cables y causando destrozos varios, porque no soportan el éxito de las medidas de Isabel Díaz Ayuso que, como en tantas cosas, se volvió a adelantar al desgobierno central, que atendía ayer la petición que quince días antes le hacía de suprimir vuelos procedentes de Brasil y Sudáfrica ante la aparición de nuevas cepas. Esta vez reaccionó antes de los cinco meses que tardó en establecer controles en Barajas desde que en abril o Mayo lo pidió Madrid.

Mientras, Salvador Illa continúa su campañ..Illa catalana, a tiempo completo ya, y se descuelga con que “queremos para Cataluña la misma fórmula de gobierno que ‘está funcionando’ en España”, es decir, PSC y la franquicia podemita de los Comunes, que a cualquier cosa le llama “funcionar”. De momento, parece que, como su jefe, “descarta” apoyarse en ERC, un propósito que ya vimos lo que le duró al que no iba a dejar “la gobernabilidad de España en manos de los nacionalistas”, aunque debió recuperar “el sueño” que iba “a perder” con Podemos, tras el apoyo de BILDU.

Termino expresando mi sana envidia de Italia, cuyo Presidente Sergio Mattarella ha manifestado que siente “el deber de hacer un llamamiento a todas las fuerzas políticas presentes en el Parlamento, para dar confianza a un gobierno de alto perfil, que no debe identificarse con ninguna fórmula política, para afrontar la emergencia creciente”. Y ha propuesto al expresidente del Banco Central europeo, Mario Draghi para tal cometido. Vamos, lo que algunos osados propusimos a Su Majestad Felipe VI, allá por Enero de 2016, tras el merecido batacazo de Mariano Rajoy, después de decepcionar a buena parte de un electorado que esperaba otra cosa de la gestión que casi once millones de españoles pusimos en sus manos en aquella significativa fecha del 20 de Noviembre de 2011 y volvimos a plantear, casi cuatro años después, a los pocos días del nefasto 10-N de 2019, en las últimas líneas de éste artículo y, en un último envite a nuestro Jefe del Estado y a la vista de lo que ya parecía irremediable, en este otro, apelando a una última esperanza para evitar el socialcomunismo al que íbamos: Sigo sin entender, que pese al escaso margen que la Constitución da a la Monarquía Parlamentaria, no se hiciera el intento al menos. Doctores tiene la Iglesia, que no parece tener el Estado.

Antonio de la Torre, licenciado en Geología, técnico y directivo de empresa. Analista de opinión

Artículo anterior Aniversario de una gestión desastrosa

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies