Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Un verano expectante

Compuestos y sin novia nos hemos quedado, tras la derrota de Nadia Calviño para presidir el Eurogrupo. Y ahora, ¿qué? Nuestro presidente Pedro Sánchez debiera explicarnos mejor lo que ha pasado, no vale un lo hemos intentado y no ha podido ser. La culpa no la tiene el otro Pedro, Casado. El responsable es Sánchez al no saber jugar a naipes.

En las altas negociaciones hay que ser un buen jugador de mus. A España se nos caló sin acabar de repartir las cartas en la última baza. Apostamos por la grande (Alemania, Francia, Italia) y el juego viendo que íbamos de mano y más al descartar a Arancha González Laya en su carrera por la silla de la Organización Mundial del Comercio. Y resulta que nos han ganado haciéndonos una zaragozana y en el definitivo tanto. La chiquita (los llamados frugales: Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia) y unos pares pequeños (los países del este) suman especialmente en los momentos cruciales, tras la retirada en la segunda vuelta del luxemburgués Gramegna, ha sido el indeciso irlandés Donohoe, que dudó hasta el último momento en presentarse. el que se ha llevado el gato al agua.

Ahora el necesario acceso a los llamados fondos de Nueva Generación (750.000 millones) que se repartirán el 18 de julio se presume lejana y el objetivo es llegar a los 140.000 millones preasignados como suelo, Pero muy posiblemente con unas condiciones menos ventajosas, por decirlo con política corrección.

El presidente Sánchez debe explicarnos a todos los españoles y muy especialmente a los aproximadamente 7% de autónomos y 29% de asalariados no funcionarios como van a ser sus cuentas, pues son este 36% de la población los que soportan al resto de la población, y que además ven peligrar sus futuras pensiones. No incluyo al 8-10 % de funcionarios porque, aunque estos aportan, en realidad la totalidad de su salario sale de los otros y de los impuestos a las empresas.

Todo el plan de reformas, verdes, digitales, tecnológicas que pretende impulsar el gobierno bicéfalo y bifálico de Pedro y Pablo, depende del reparto de estos fondos.

No ha ayudado en nada a Nadia, a pesar de su brillante curriculum, el escándalo de nuestro vicepresidente con la prensa a cuenta de la tarjeta telefónica de su asesora Dina. Tampoco las declaraciones de su principal valedor, Pedro Sánchez al declarar al Corriere della Sera que “jamás se planteó” pactar con el PP alegar que no lo haría “porque eso es lo que hundió al PASOK”, en Grecia. Si a esto unimos el descontrol del déficit público en 2019 a pesar de que la economía española crecía.

Tampoco ha sido la mejor carta de presentación para Calviño que ya en plena desaceleración, se anunciará la derogación de la reforma laboral, sin haber pactado con los agentes sociales nada. Si sumamos en la cuenta que, sin presupuestos diseñados, ni aprobados se suben las pensiones, los sueldos a funcionarios y guardias civiles y se aprueba de manera estructural el Ingreso Mínimo Vital, cuando hay que pedir dinero a Europa para cuadrar la caja.

El futuro se ve oscuro pues Charles Michel, presidente del Consejo Europeo quiere endurecer las exigencias a España e Italia y lo ha manifestado: ”Una cuestión esencial es el vínculo entre el Fondo de Recuperación y las reformas que deben ponerse en marcha en los diferentes Estados miembros”.

El irlandés Donohoe ha prometido ejercer de puente entre Norte y Sur pero lo cierto es que ha sido apoyado por los países frugales para frenar las propuestas de Macron de una mayor integración en la eurozona, Además ha vetado la famosa tasa Google.

Pocos y retorcidos mimbres para hacer una cesta para recoger caracoles a mitades de julio en Estrasburgo. Y septiembre pronto llegará con los presupuestos a examen.

Los rebrotes no ayudan tampoco a dar una imagen de seriedad y control a pesar de las medidas de confinamiento y obligatoriedad de uso de mascarillas con limitaciones geográficas en una época de numerosos traslados.

Los mensajes contradictorios del presidente Sánchez de que hay que gastar, pero a la vez anuncia una reforma fiscal no ayudan a la tranquilidad de los españoles; bastantes todavía de Erte, otros en el paro y muchos esperando aún a cobrar su prestación solicitada a mitades de marzo.

Así que la citas con Merkel, con el holandés, y además liberal, Mark Rutte y con el sueco Stefan Löfve. Este último socialdemócrata pero que no apoya un fondo de recuperación con más transferencias que créditos, se presumen cruciales y harto difíciles.

El escándalo del rey emérito resta y las más que probables salidas de tono de los ministros de Podemos en estos días previos y los resultados de las elecciones del País Vasco añadirán más presión a la olla de la negociación. Quien dijo que en un verano sin fiestas no pasaría nada.

Jesús Bodegas Frías, licenciado en Ciencias Biológicas

Artículo anterior También soy Vicente Vallés

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies