Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Policía municipal de Corella, crónica de una muerte anunciada

Era el año 2015 y el actual equipo de gobierno de Corella tomaba posesión del cargo. La plantilla en aquel entonces se encontraba claramente mermada y estaba formada por 11 policías y 1 cabo, la situación era crítica y además, se esperaban jubilaciones de otros 4 compañeros.

Fue nombrado como jefe de policía José Manuel Mateo Jiménez, que desde el primer momento se puso manos a la obra para gestionar la falta de personal. Contando con la buena voluntad de la plantilla, la incorporación de varios efectivos en Comisión de servicios y con la promesa de la alcaldía de que la situación era coyuntural, los trabajadores no dudaron en realizar más de 2000 horas extras anuales para cubrir los servicios mínimos y dar a Corella el servicio que sus vecinos merecen

Sin embargo,  las incorporaciones de agentes no llegaban, siempre con excusas por parte de alcaldía, mientras otros municipios sacaban plazas en sus respectivas plantillas policiales.

La pelota se fue haciendo más grande y las mentiras cada vez mayores. En 2019 los problemas de personal se acrecentaron con la jubilación de dos nuevos agentes y el Ayuntamiento quiso seguir aprovechándose del sentido de responsabilidad de los policías, que sienten como suya, la responsabilidad de mantener el servicio a la ciudadanía. Pero el castillo de naipes se mantenía gracias a la buena sintonía entre la plantilla y su todavía jefe, el cual, fue ninguneado por el equipo de gobierno cuando se le ocultó un convenio con Policía Foral que poco después se materializó.

A partir de ahí, el jefe dimite y todo se viene abajo. El acuerdo con policía foral para cubrir los servicios ascendió a 228.000 euros al año y transcurrido el plazo del acuerdo, este no se renovó por no responder a las expectativas y además ser, sin lugar a dudas, caro e ineficaz, aunque esto último nadie en el equipo de Gobierno de Corella lo reconocerá.

A la vista están los hechos, el convenio no se ha renovado y el alcalde intenta poner parches a su mala gestión. A partir de ahí nombramiento de nuevo jefe, que ante la incapacidad de tapar dos cabezas con una boina dimite. Hasta a cuatro personas es ofrecida por parte de alcaldía  la jefatura,  pero nadie acepta debido a lo imposible de la situación.

Finalmente, la jefatura es cubierta por el actual jefe, un agente de policía recién salido de la academia, que haciendo gala de su inexperiencia ha conseguido ponerse en contra a toda la plantilla.

A partir de ahí, incumplimientos de convenio por doquier, no se entrega el calendario laboral a los agentes, ordenes utilizando el whatsapp como conducto reglamentario, servicios con un solo policía, incluso se ha llegado a dar el teléfono de la policía local a una persona contratada de la brigada de obras para su gestión o el coche policial ha sido conducido por un miembro de la brigada de obras por orden del jefe de la policía.

Esto no va más! Desde CCOO hemos intentado mediar en este desastre con la intención de bajar el nivel de tensión de la plantilla y llegar a una solución sin que, por la falta de voluntad política, haya sido posible. Los responsables del funcionamiento de los servicios públicos se han cargado la policía de Corella. Es una pena que un equipo de gobierno, teóricamente de izquierdas, por una horrorosa gestión del personal haya llegado a esta situación.  Sin duda, todos estos años habéis salido indemnes por el buen hacer de los trabajadores pero todo tiene un límite. Habéis arrastrado los derechos laborales de los trabajadores, y lo que es más grave, lo habéis hecho enarbolando la bandera de la defensa de los trabajadores.

La deriva es insostenible. La falta de personal es enorme y la propuesta de alcaldía es ofrecer a la plantilla la realización de 3000 horas extras y para agravar la situación un agente es cedido en Comisión de Servicios a Pamplona a favores debidos.

Con el personal actual, la cobertura de los tres turnos es imposible y aún así se pretende que se cubran cuando solo puede hacerse manteniendo turnos con un solo agente. ¿Se hará el alcalde responsable de la seguridad de los agentes y los ciudadanos en estas condiciones?

Los policías han tocado fondo, no van a mantener este circo a costa de su salud y perdiendo su conciliación familiar a costa de estar todo el día disponible para hacer horas extras. Está claro que la alcaldía debe asumir sus errores de gestión cerrando un turno hasta que se pueda contar con más personal y eso es lo que los agentes han pedido. Basta ya de incumplir el convenio, el estatuto del personal y todo lo que al Ayuntamiento se le ocurra. Ustedes también deben de cumplir la legislación, no solo la ciudadanía.

Desde CCOO no se lo vamos a consentir y estamos dispuestos a pelear por nuestros derechos y por un servicio público de calidad como el que la ciudadanía de Corella merece.

Javier Monreal Gainza, Responsable de Policías Locales de FSC-CCOO de Navarra

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies