Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Boceto de semana

Abrimos semana con el Gobierno socialista comunista de Sánchez con apoyo de independentistas que suma, ni más ni menos, 22 ministerios, 5 más de los que ya aumentó a los del gobierno de Rajoy, tras la moción de censura.

Y al estilo de regímenes dictatoriales, tipo Venezuela, que tienen secuestradas la división de poderes y la democracia, se toman las decisiones ahora mismo en España.

Véase el nombramiento de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, como Fiscal General del Estado. Y lo hace después del varapalo del Tribunal Supremo a la Abogacía del Estado y al presidente Sánchez empeñados en saltarse la legalidad para conseguir sus propósitos de librar del peso de la Ley a los secesionistas del llamado “proceso” catalán. Por lo que no hay que pensar mucho intuir cuál será su primer objetivo. Con lo que lo declarado por Pedro Sánchez no era un desliz, sino una creencia propia y que está actuando en consecuencia.

Ministra que, con grabaciones y “escuchas” públicas, fue acusada de mentir en el Congreso, de utilizar las llamadas “cloacas del Estado”, con Villarejo incluido, o llamar a uno de sus compañeros ministros de forma poco edificante, según uno sea más o menos LGTBI. Por todo ello fue la primera ministra de la democracia en ser reprobada tres veces en el Congreso.

Lo lamentable es que, conocidos los pocos “escrúpulos” de este gobierno… no pasa nada. Y en sus terminales mediáticas se corre un tupido velo.

Bueno pasa que se celebran concentraciones con el lema ‘España existe’ y, a pesar de que el lema deje la existencia al albur de la inexistencia, son saboteadas por independentistas violentos mientras el gobierno de Sánchez, sustentado por comunistas, amigos de terroristas y secesionistas, se ocupaba de repartir ministerios, puestos y cargos políticos.

Y en Navarra, nos encontramos con que la obsesión enfermiza del nacionalismo vasco con el “euskera”, llega a Madrid de manos del senador autonómico de Geroa Bai.

Que la prioridad de este senador autonómico por Navarra sea conocer las medidas que el gobierno de Sánchez va a tomar para desarrollar el “euskera”, raya el esperpento o el ridículo.

El nacionalismo vasco para sus fines político-anexionistas, necesita que todos lo hablen, o parezca que lo hablan, pero, señores, con la excusa de la “normalización” una minoría minoritaria, que no llega al 7%, no puede imponer y dominar. Cuando lo normal es hablar español en Navarra.

Y molesta respondía la presidenta socialista/nacionalista, María Chivite, a Navarra Suma por poner en duda la legitimidad de su puesto y su Gobierno. Y lo hacía tras no condenar, junto al cuatripartito, los ataques de Bildu al Rey y a la Constitución en la investidura de Sánchez, el pasado domingo 5 de enero.

Y es que Chivite no debe dormir tranquila. Sabe que su puesto está en manos de los Bildus que se presentan como “amigos” y reciben con algarabías y festines a los presos de ETA; sabe también que un partido, el PNV, la está sustituyendo y negocia sobre Navarra con el Gobierno de Sánchez su estatus jurídico-político y la expulsión de la Guardia Civil; sabe, también, que lo que antes declaraba contra el nacionalismo vasco, ahora es aquello de “donde dije digo, digo Diego”; sabe también que la suma de los partidos (minoritarios) le ha hecho presidenta, no así la victoria electoral y sabe también que depende de quienes no aceptan la singularidad de Navarra y quieren integrarla en Euskadi. Y eso debe doler.

Con todo, ardua labor la que espera a la oposición al Frente Popular navarro y español. Una labor de que tendrá que ser de todo menos callada y, eso sí, muy perseverante.

Nieves Ciprés, periodista

Artículo anterior ‘Boceto de semana’ 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies