Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

(XXXVIII) La insoportable vecindad: La tragedia, el drama, el enfrentamiento y la guerra civil no suponen la solución natural

(XXXVIII) La insoportable vecindad: La tragedia, el drama, el enfrentamiento y la guerra civil no suponen la solución natural

“Insoportable vecindad: Esta mañana mi calle huele a orín humano. Urea alcohólica.  Señal inequívoca de la fiesta de los maleducados que toman el espacio público por las noches para celebrar su libertinaje”

Esta mañana mi calle huele a orín humano. Urea alcohólica.  Señal inequívoca de la fiesta de los maleducados que toman el espacio público por las noches para celebrar su libertinaje. Es una sencilla cuestión de Educación. Pero está claro que en España el clásico fundamento que aliña la convivencia y el respeto ha sido regalado a los incultos iluminados por el rasero de la igualdad progresista, esos falsos profetas de la trasnochada justicia social que nivela en los mínimos y marca la muesca por debajo del cero en la empuñadura de la pistola con la que apuntan en la sien de las nuevas generaciones.

Y son muchos y bien pagados. Una mayoría de profesores funcionarios, sindicalistas y amamantados de los observatorios políticos, unos auténticos visionarios centrados en sus bolsillos y en sus fantasmas ideológicos. Fundamentalistas en esencia de la leyenda negra española que visten camiseta publicitaria y compaginan su color a partes iguales, según sople el viento, mitad estilo, mitad pancarta con patas, con un “fulardo” palestino  o hindú con lentejuelas.  Falsos Piratas, que no han meado a Barlovento en el Cabo de Hornos, pero, aún así, se incrustan un zarcillo en el lóbulo de la oreja y vienen a mear en mi esquina y en la esquina de todos. Falsas cebras libres de la sabana africana y en verdad burros travestidos con las rayas negras de los presidiarios con orejeras de lemas manoseados en prime time: Derecho a decidir. Libertad de Expresión y sí, sí se puede.

Las noches de los jueves para ligar al ritmo de la rebaja de los chinos ilegales que venden el litro de cerveza fría a muy buen precio. La noche de los viernes porque vamos camino del fin de semana. Y la noche de los sábados porque ya estamos de fiesta. La eterna revolución trasnochada de los sentidos  que cíclicamente  celebran los republicanos de la bandera que nos llevó a los españoles a la guerra civil, pero eso sí, todo con mucha alegría, libertad y contra los fascistas.

Esa libertad con todos los derechos y ninguna obligación que les permite mear en el quicio de mi portal. Una micción en esencia ideológica que les acerca en el alivio a su sueño ideológico protagonizado por una guillotina de atrezzo fundamentalista, pero que en esencia y en mi casa,  se convierte en el insufrible olor a la acidez de la urea, a la miseria que proporcionan también los mayores de próstata gastada  que al plazo fijo de los jueves por la tarde leen en alta voz y camarilla revolucionaria El Capital de Marx en en el Ateneo de Madrid y cortejan la calle con excitación juvenil por el ascenso político del falso socialista camino de la Moncloa en abrazo con el del casoplón y otrora profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Mi Universidad. Mi esquina. Qué huelen a orín. Ese ácido “perfume” que nunca imaginé que iría asociado a la libertad.

¿Será la fragancia falsificada de los mismos chinos de la cerveza que han rotulado con el gran lema del derecho a decidir y a los socialistas de Sánchez les rememora los orgasmos proletarios de Rodiezmo?

No lo sé, y en realidad ni me importa, pero por una simple cuestión de pública salubridad, que, por favor, que nos dejen vivir libremente, y que recuerden que para reformar la constitución todos debemos hablar y por supuesto que elijan tanto a sus líderes como a su periódico y cadena de televisión  preferidas, sin violencia, y sin loas totalitarias a la legitimidad de la violencia, y que dejen de mear ya.

Manuel Artero Rueda La Paseata

Artículo anterior  Ojo al parche españoles, ante la izquierda, hemos votado en defensa propia

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro «El reportaje para televisión un guiño a la noticia» , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta «La Paseata» un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies