Últimas noticias

Los republicanos se oponen al acuerdo nuclear con Irán

Los republicanos se oponen al acuerdo nuclear con Irán

El primer debate entre los diez aspirantes republicanos mejor situados en las encuestas se ha celebrado esta noche en Cleveland. Pocas sorpresas en posturas sobre asuntos como la inmigración o la política exterior, en un debate en el que todos se opusieron en bloque al acuerdo nuclear con Irán y prometieron una bajada de impuestos. El centro de atención fue sin ninguna duda el magnate inmobiliario Trump, quien amenazó con ir solo si los republicanos no le eligen candidato.

El primer debate televisado entre los aspirantes republicanos a la Casa Blanca ofreció pocas propuestas concretas aunque mucho espectáculo, con multitud de referencias a la rival demócrata favorita en los sondeos, Hillary Clinton, y monopolizado por la atención puesta de antemano en Donald Trump.

Tampoco hubo sorpresas en las posturas de los candidatos sobre asuntos como lainmigración, la política exterior o el aborto, en un debate en horario estelar, televisado por la cadena conservadora Fox y celebrado en el pabellón Quicken Loans Arena de Cleveland (Ohio).

OPUESTA EN BLOQUE AL ACUERDO NUCLEAR CON IRÁN

Los candidatos se opusieron al acuerdo nuclear con Irán y prometieron poner fin a ese pacto inmediatamente si un conservador consigue llegar a la Casa Blanca en las elecciones de 2016.

El asunto del acuerdo nuclear adoptado por el Gobierno del presidente de EE.UU.,Barack Obama, con Irán se zanjó sin apenas discusión, ya que todos los aspirantes se oponen sin ambages al pacto.

«Irán no es un lugar en el que deberíamos negociar. Mi primer día en la Casa Blanca yo podría fin al acuerdo nuclear, pediría al Congreso más sanciones y convencería a nuestros aliados de hacer lo mismo», dijo Scott Walter, gobernador de Wisconsin y tercero en los sondeos.

CRÍTICAS A LA POLÍTICA EXTERIOR DE BARACK OBAMA

En general, aunque no se mencionó el acercamiento a Cuba, todos los precandidatos cargaron contra la política exterior de Obama, a quien varios de ellos culparon de haber debilitado al país y a las Fuerzas Armadas, y alertaron de las amenazas que plantean China y Rusia, países inmersos en una «ciberguerra» contra Washington, como señaló Cruz.

Los candidatos rivalizaron a la hora de prometer mano dura contra el Estado Islámico (EI), aunque coincidieron en sus críticas a la campaña militar contra los yihadistas iniciada por el Gobierno de Obama.

También se pronunció en este bloque una de las frases memorables, la del exgobernador de Arkansas Mike Huckabee: «Las Fuerzas Armadas no son un experimento social, se trata de matar gente y romper cosas», comentó al ser preguntado sobre los militares transexuales.

BAJAR IMPUESTOS Y HACER UNA REFORMA SANITARIA

La mayoría de los precandidatos republicanos han coincidido en que, si llegan a la Casa Blanca, su receta para hacer crecer la economía sería eliminar la reforma sanitaria del presidente Barack Obama y aplicar rebajas de impuestos.

El senador Marco Rubio ha prometido revocar esa reforma sanitaria, conocida como»Obamacare»,  y también la ley Dodd-Frank de reforma del sistema financieropromulgada por Obama, de la que dijo que está «destripando» a los pequeños bancos.

Cuando se tocó el tema del aborto, los aspirantes se mostraron duros contra esa práctica, pero bajaron el tono con respecto al matrimonio homosexual, legalizado recientemente en todo el país por el Tribunal Supremo.

TRUMP: «NO TENGO TIEMPO PARA SER POLÍTICAMENTE CORRECTO»

Fenómeno mediático desde hace semanas por su personalidad, comentarios y popularidad en los sondeos, Trump estaba llamado a ser el centro de atención y lo fue, gracias en parte a que los propios moderadores del debate fomentaron que se convirtiera en el protagonista, atacando directamente al magnate.

Trump fue fiel a sí mismo e incluso al inicio del debate no descartó presentarse como candidato independiente a las elecciones de 2016 si no gana la nominación republicana.

Además, Trump, interrogado por algunos de sus comentarios despectivos hacia las mujeres, respondió que «el gran problema de EE.UU. es la corrección política», lo que desencadenó aplausos entre el público presente en el debate, y añadió que él «no tiene tiempo» para ser políticamente correcto.

La exjefa de la diplomacia fue mencionada por casi todos y, como no, por Trump: «A Hillary Clinton le dije ‘Ven a mi boda’ y vino a mi boda. No tenía elección. Yo había donado a su fundación», explicó para probar que «el sistema está roto». «Tenemos un presidente que no tiene ni idea de lo que hace», subrayó también Trump en referencia a Obama.

Fue también Trump quien habló en total más tiempo (10.33 minutos, dos más que Jeb Bush) y el más buscado por los internautas durante el debate en plataformas como Google o Facebook.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies