Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

CARTA: El calvario de los que acudieron a la OPV de Bankia

CARTA: El calvario de los que acudieron a la OPV de Bankia

Bankia

Aquéllos que decidieron comprar acciones de Bankia en 2011 están viviendo un tormento. Desde perder casi la totalidad del valor de las acciones, a que el banco les niegue la documentación para reclamar judicialmente.

El 20 de julio de 2011 Bankia salía a Bolsa con un precio de 3,75 euros por acción y un capital de más de 3.000 millones de euros, 1.800 pertenecientes a pequeños accionistas. Aquí es donde empieza su calvario. Durante las semanas anteriores a la Oferta Pública de Venta (OPV) los directores de sucursal habían insistido a sus clientes para que compraran este producto financiero. Muchos, guiados por conocidos o familiares, invirtieron sus ahorros en acciones de Bankia, con la esperanza de conseguir algún dinero extra. Algunos, incluso, ni siquiera tenían orden de compra: lo cerraron todo por teléfono.

La sorpresa vino cuando, sólo unos meses después, el 7 de mayo de 2012, Rodrigo Rato dimitía como Presidente de la entidad y Goirigolzarri ascendía al cargo el día 24. A la mañana siguiente, el 25 de mayo de 2012, el consejo de administración de BFA-Bankia aprobaba solicitar al Estado una inyección de 19.000 millones de euros para afrontar su recapitalización.

Desde entonces, el valor de las acciones no ha dejado de caer. Clientes que habían invertido 6.000 euros se encontraban con que apenas tenía 24 euros en el banco. ¿Dónde había ido su dinero? La banca se justificaba: habían invertido en Bolsa. Y en la Bolsa a veces se gana y a veces se pierde.

Sin embargo, comenzaron a llegar las primeras demandas y las primeras sentencias condenando a Bankia a devolver el dinero de las acciones invertido en la OPV, aunque todavía se perdían el 50% de las demandas. Y es que, utilizando el mismo argumento que en las preferentes, vicio por consentimiento, importaba mucho el perfil del inversor. Aquéllos que estaban acostumbrados a comprar en Bolsa no tenían la posibilidad de recuperar su dinero.

Todo esto cambia cuando en diciembre de 2014 dos peritos del Banco de España publican un informe en el que afirman que Bankia “había maquillado” sus cuentas en la salida a Bolsa. Las cuentas de Bankia y su matriz BFA correspondientes al año 2010 y 2011, no reflejaban “la imagen fiel de estas entidades”, lo que abría la puerta a que los cientos de miles de pequeños accionistas, sin importar sus conocimientos financieros, pudieran recuperar su dinero.

Tras este informe, Bankia y el FROB llegan a un acuerdo: el 40% de los 780 millones en los que se estiman las demandas por particulares los asumirá la entidad, y el 60% restante, los asumirá el FROB, es decir, el estado. La única condición es que sea Bankia la que se encargue de pagar en primer lugar: los primeros 312 millones de euros.

El argumento para demandar a partir de este momento es diferente: mientras que el vicio por consentimiento caduca a los 4 años (es decir, el 20 de julio de 2015), en el caso de alegar que las cuentas estaban falseadas (artículo 28 de la Ley del Mercado de Valores) el plazo para demandar se extingue a los tres años: el próximo 7 de mayo. Mientras otros letrados argumentan que el plazo se extiende hasta el día 25, fecha en la que Bankia pidió el rescate, en Denunciascolectivas.com creemos que ya desde el 7 de mayo, fecha en la que dimite Rodrigo Rato, empieza a contar el plazo de los 3 años que establece la vía de reclamación por la responsabilidad del folleto. Lo que pretendemos es evitar una duda razonable del juez, que puede no admitir a trámite la demanda por considerar que el plazo ha prescrito.

Es en este momento cuando el calvario de los accionistas de Bankia, que ya va para casi cuatro años, alcanza su último escalón: algunos de los clientes que acuden a nuestra plataforma se encuentran con que Bankia no les facilita la documentación que necesitan para iniciar la reclamación judicial (orden de compra y cuenta de valores).

Llegados a este punto, hay que recordar que, según el propio FROB, se han ganado el 85% de las demandas contra Bankia que se han presentado desde que se publicó el informe de los peritos del Banco de España. Estando tan cerca el plazo de prescripción, es importante recordar que sin demanda judicial no hay posibilidad de recuperar el dinero invertido en la OPV.

Denunciascolectivas.com

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies