Últimas noticias

OPINIÓN: Bolinaga, una muerte anunciada con visos electorales

OPINIÓN: Bolinaga, una muerte anunciada con visos electorales

Nieves Ciprés

Ya hemos conocido la muerte del etarra Bolinaga, en su casa y en “libertad”.

Bolinaga padecía una enfermedad terminal, validada por los forenses médicos y por el gobierno del PP. No duraría más de 9 meses y había que concederle la libertad sin cumplir la condena por asesinatos y secuestro. ¡Y ha estado más de dos años fuera de la cárcel, fuera de convalecencia terminal y en la calle!

Zapatero sacó de la cárcel a De Juana Chaos por estar en huelga de hambre y peligrar su salud (¿?), a Rajoy le tocaba Bolinaga. Le concedió la libertad por “razones humanitarias” a un etarra condenado a 210 años de prisión, 178 por el asesinato de tres Guardia Civiles y 32 por el secuestro de Ortega Lara, de quien el asesino dijo “que se muera de hambre ese carcelero”, cuando fue detenido y se negó a revelar el lugar donde se encontraba secuestrado durante más de un año. En la actualidad, mientras se encontraba en liberdad, se estaba investigando su implicación en el asesinato de otro guardia civil en 1986. “Razones humanitarias” que Bolinaga no tuvo con el secuestrado Ortega Lara y, ya en la calle, con chulería desafiante dijo públicamente en TV: “no me arrepiento de nada”.

Una traición a España, a las víctimas del terrorismo y a los propios votantes y afiliados al PP.

Contra toda perpectiva política y humanitaria se concede la libertad a un etarra condenado por varios asesinatos y secuestro. Las víctimas del terrorismo y Ortega Lara, pasando a ser víctimas del Estado y sintiéndose mancilladas y traicionadas. Una libertad y una política contra el terrorismo polémicas donde las haya que, unidas a la de Zapatero, han dejado cao al estado de derecho, a las víctimas y a la gran mayoría de ciudadanos.

La “hoja de ruta” marcada y la “negociación” emprendida por ZP y ejecutada por Rajoy, se ha cumplido paso a paso, incluyendo el “sea como sea” zapateriano. De la “vía de Nanclares” de ZP al “Plan de reinserción” de Rajoy; de Chaos a Bolinaga; del “gota a gota” de acercamientos y libertad de etarras asesinos a la aplicación de la derogación de la doctrina Parot, que supuso salir a la calle a 67 etarras con asesinatos múltiples y delitos varios de sangre en sus manos y conciencia; del “ilegalizaré Bildu” de Rajoy, a que Bildu siga en las insitituciones y gobernando. Por cierto, con la Ley de Partidos vigente, sin aplicar y sin derogar.

Una muerte anunciada de un etarra asesino que ya atisba visos electorales.

Nieves Ciprés, Presidenta de DNE y periodista

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies