Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El PP y el PSOE quieren parar la corrupción y expulsarán a todos los imputados

El PP y el PSOE quieren parar la corrupción y expulsarán a todos los imputados
Ferraz suspenderá de militancia al alcalde de Parla: "Ni un minuto un corrupto en el PSOE".
Ferraz suspenderá de militancia al alcalde de Parla: “Ni un minuto un corrupto en el PSOE”.

El PP y el PSOE han decidido poner freno, de forma tajante, ante cualquier escándalo de corrupción. No se admitirán más corruptos en los partidos y la expulsión será inmediata. La decisión, tal vez tardía, quedó clara en las intervenciones de dos importantes dirigentes de estas formaciones, César Luena -número 2 del PSOE- y Esperanza Aguirre -presidenta del PP de Madrid-.

Sin embargo, posiblemente lo hagan cada uno por su lado, ya que el pacto de regeneración democrática está cada vez más lejos. El PSOE ya ha rechazado cualquier acuerdo y que presentarán su propia iniciativa, a la que invitarán a sumarse al resto de partidos, entre ellos el PP, para lo que sí habrá diálogo.

Además del hartazgo de los ciudadanos y que el listado de corruptos, imputados e implicados -de todos los partidos- no para de aumentar, el aumento del respaldo a ‘Podemos’, una formación que se muestra como abanderada contra la corrupción y que podría situarse incluso como segunda formación más votada, podrían ser la clave de que la decisión llegue ahora.

Se acabó mirar hacia otro lado y las decisiones lentas con respecto a los corruptos, ante los números casos que afectan a las dos fuerzas políticas mayoritarias: ERE, cursos de formación, Gürtel, tarjetas B, Púnica…

Por la mañana, Luena, secretario de Organización del PSOE, advirtió que se suspendería de forma inmediata a los alcaldes y cargos públicos socialistas implicados en la Operación Púnica. Habrá “suspensión inmediata de militancia” en el mismo momento en que sean detenidos, dijo, reclamando que “la paguen todos” y que actúe la justicia “caiga quien caiga”. “Ni un minuto un corrupto en el PSOE de Pedro Sánchez”, ha garantizado Luena en rueda de prensa tras una reunión de la comisión permanente de la Ejecutiva Federal. Luena afirmó que “ni ha habido, ni hay ni habrá un acuerdo con la derecha, con el PP y con Rajoy para luchar contra la corrupción”, a la vista de las detenciones en la Operación Púnica.

Mientras, a las 19 horas, compareció Esperanza Aguirre, quién tuvo como número 2 a Francisco Granados, persona clave en la trama desarticulada ayer, para pedir perdón por haber confiado en él y mostrar su “vergüenza” por este nuevo asunto de corrupción. Aguirre, claramente afectada, se presento a los medios “con un sentimiento de profunda vergüenza” ante los casos de corrupción de la política española, especialmente ante la detención de quien fuera su mano derecha en Madrid. “No puedo ni quiero eludir la responsabilidad que me corresponde al haber nombrado a Granados para altos cargos”, dijo Aguirre, quien poco después aseguró que hacía más de tres años había perdido la confianza en él.

En cualquier caso, Aguirre recordó en en ningún momento en tuvo la menor sospecha de que estaba utilizando sus cargos para el lucro personal. “Si hubiera tenido la más mínima sospecha, lo hubiera puesto en conocimiento de la Justicia, como hice con el caso Gürtel”. Continuó pidiendo expresamente perdón tanto a los madrileños como “a los millares de militantes honrados y sacrificados del Partido Popular de Madrid, por haberles propuesto como secretario general a este señor”.

La presidenta del PP no quiso escudarse “en la coletilla de que hay que esperar a lo que dicen los jueces”, porque, según ella, “los ciudadanos ya están hartos de escuchar esa coletilla”. Y agregó que también “están hartos del espectáculo de corrupción que se encuentran cada día; y yo también estoy harta”.

Aguirre recordó los años de oposición del PP a principios de los años noventa, cuando el PP enarboló la bandera de la honradez frente a los numerosos casos de corrupción felipista: “El PP llegó al poder porque se presentó a los ciudadanos como un partido limpio”, afirmó Aguirre. “Tenemos que pedir perdón por este y otros casos”, para lo que mostró su disposición a colaborar con la Justicia. Preguntada sobre Ángel Acebes, Aguirre se mostró convencida de que “no se ha llevado ni un duro a su bolsillo” y pidió “no meter en el mismo saco a todo el mundo”.

La portavoz de ‘Podemos’, Carolina Bescansa, aseguró el lunes que la Operación Púnica, que investiga una supuesta trama de corrupción municipal y regional, “es un paso más en la escenificación de la caída de un régimen que está en descomposición” y “una visibilización clara del grado de putrefacción al que han llegado las instituciones en nuestro país”. “Visibiliza que la corrupción no es un elemento accidental vinculado a personas por su carácter o por su ambición personal, sino que se ha convertido en una forma estructural de nuestro sistema político que ha afectado durante muchos años al funcionamiento de las organizaciones políticas y de las instituciones”, ha asegurado en rueda de prensa en el Círculo de Bellas Artes.

En este sentido, ha avisado de que “no va a ser posible cambiar las cosas en favor de la ciudadanía sin llevar a cabo una ofensiva frontal contra los corruptos”. “Los corruptos han dado pie ha formas organizativas e institucionales que hace ya mucho tiempo funcionan de espaldas a la gente y de cara exclusivamente a sus propios intereses”, ha criticado. “Cuando la corrupción entra por la puerta, la democracia sale por la ventana. Cada día más nos vamos dando cuenta de hasta qué punto la democracia ciudadanista en la que la gente tiene la capacidad para decidir el modelo social, político y económico en el que quiere vivir, hace tiempo ya que salió por la ventana”, ha concluido.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, destacó la necesidad de trabajar desde todas las esferas y con un esfuerzo permanente para “limpiar” la política de casos de corrupción y aseguró que tantos casos de corrupción en los últimos tiempos no pueden ser casualidad.

Por su parte, el líder de IU, Cayo Lara, aseguró que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no puede “esconderse más” de la corrupción que afecta a su partido y que, por el camino que va, ironizó, va a obligar al PP a trasladar su sede de la calle Génova a la Audiencia Nacional.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies