Últimas noticias

OPINIÓN: Un año de la infame liquidación de la doctrina Parot

OPINIÓN: Un año de la infame liquidación de la doctrina Parot

Nieves Ciprés

¿Es justo que una persona que ha asesinado a 20 personas pase los mismos años en prisión que un individuo que ha asesinado sólo a una? Eso es lo que estaba pasando en España hasta 2006, cuanto el Tribunal Supremo evitó la puesta en libertad del terrorista de ETA Henri Parot, uno de los autores materiales del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza.

A partir de ese momento, el Tribunal Supremo estableció que estas redenciones no fueran descontadas del máximo de 30 años que un preso podía estar en la cárcel, sino del total de la condena que le había impuesto el tribunal que lo juzgó. De este modo, se aseguraba que los asesinos más peligrosos estuviesen al menos tres décadas en prisión.

Este martes se cumple un año de la infame y dolorosísima liquidación de la derogación de la llamada “doctrina Parot”. Un año desde que el Tribunal de Estrasburgo pusiese en la calle a la sanguinaria etarra Inés del Río, condenada a 3.828 años por 24 asesinatos. A ella siguió la excarcelación de 63 etarras, además de algunos violadores que han reincidido y vuelto a prisión. Por cierto, un fracaso que debe servir de acicate para la ya estudiada prisión permanente revisable, que el Gobierno ha presentado en el Congreso, y que puede servir para eliminar la paradoja que supuso la derogación de «la Parot» y que sujetos de la catadura moral del «carnicero de Mondragón» anden sueltos por las calles y haciendo apología del terrorismo en los medios.

El Gobierno ejecutó, de forma inmediata, la sentencia la doctrina Parot avalado por el Tribunal Supremo, que apenas veinte días después dio la puntilla a la doctrina. No sólo la Audiencia Nacional debió escuchar al Supremo antes de ejecutar sentencia, sino también el Gobierno debió pedir la supervisión de la sentencia al Comité de Ministros, órgano decisorio del Consejo de Europa, de quien depende el Tribunal de Estrasburgo. Italia lo hizo con la sentencia del crucifijo y ganó ante ésta última instancia del Consejo de Europa, que no hay que confundir con la Unión Europea.

La decisión del gobierno de Rajoy de acatar la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos cuando no era vinculante y sí declaratoria, es vergonzosa, vergonzante, la mayor aberración y una afrenta contra las verdaderas víctimas del terrorismo etarra, de los violadores y asesinos. Y contra España y su integridad.

La polvareda e indignación inicial por la excarcelación de 63 etarras se ha ido posando en un silencio que el colectivo de asesinos solo rompió el 4 de enero para hacerse la foto de la vergüenza, en la que todos aquellos que negaron a las víctimas asesinadas su derecho a «decidir vivir» reivindicaban su derecho a decidir.

La diferencia entre los de la foto y los que han permitido que salgan es que los primeros no han abandonado sus principios. Son igual de asesinos que antes. Los que han permitido que salgan , sin embargo, se les llenaba la boca afirmando que se pudrirían en la cárcel. Es decir, a coherencia y principios, ganan los asesinos de calle.

Culpadas, difamadas, silenciadas. Las víctimas y sus familiares los únicos que cumplen integras las penas. ¡Justicia!

Nieves Ciprés, periodista y presidenta de Derecha Navarra y Española.

 

Otras noticias publicadas

1 Comentario

  1. 11diciembre

    Inmejorable artículo de la señora Ciprés,poniendo los puntos sobre las íes.
    Nunca deberían haber abandonado la cárcel esta calaña de asesinos, sino todo lo contrario, deberían pudrirse en lo más profundo de las cárceles españolas, por el resto de sus días.

    Responder

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies