Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Estado pierde casi 11.500 millones tras vender Catalunya Banc al BBVA

El Estado pierde casi 11.500 millones tras vender Catalunya Banc al BBVA
Catalunya Banc. noticiasbancarias.com
Catalunya Banc. noticiasbancarias.com

El BBVA pagará hasta 1.187 millones de euros por el 100% del capital de Catalunya Banc, tras ganar la subasta a la que se habían presentado también ofertas el Banco Santander y CaixaBank, según ha confirmado el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Con esta venta, en la que ha actuado como asesor el banco de negocios Nomura, el Estado podrá recuperar 1.187 millones del dinero inyectado en Catalunya Banc, pero da por perdidos 11.437 millones.

Sin embargo, la oferta contempla la posibilidad de limitar la transmisión al 98,4% de las acciones, las correspondientes al FROB y al Fondo de Garantía de Depósitos, con el consiguiente ajuste de precio. Esta decisión se tomará una vez valoradas las condiciones de la venta con la Comisión Europea ya que la efectividad de la adjudicación está condicionada al cumplimiento de los requisitos legalmente previstos y a la aprobación de las autoridades competentes nacionales y comunitarias.

BBVA, Santander y CaixaBank presentaron ofertas en firme por Catalunya Banc el pasado viernes para aprovechar la oportunidad de adquirir una entidad que acumula más de 13.600 millones en ayudas públicas.

Con esta operación, el banco presidido por Francisco González, que ya se adjudicó en subasta Unnim, amplía notablemente su presencia en Cataluña. Además, BBVA podrá sacar buen provecho a los créditos fiscales.

El BBVA ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores detalles del contrato de compraventa de acciones suscrito con el fondo de rescate español. En ese documento, se aclara que el precio se reducirá en 267 millones de euros en caso de que, antes de la fecha de cierre definitivo de la operación, el FROB y Catalunya Banc no hayan obtenido confirmación de las autoridades fiscales de la aplicación del régimen previsto para los activos por impuesto diferido a determinadas pérdidas registradas en las cuentas anuales consolidadas de Catalunya Banc del ejercicio 2013 que tienen su origen en la transmisión de activos a la Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB).

Entre otras cuestiones, la ejecución de la compraventa está sujeta a que se produzca el cierre definitivo de la operación anunciada el pasado día 17 por la que Catalunya Banc transmitirá al fondo de inversión Blackstone una cartera de hipotecas tóxicas por 6.392 millones de euros.

A juicio de expertos consultados, la operación es “redonda” teniendo en cuenta el precio ofrecido, que el Estado está dispuesto a cubrir parte del coste de las reclamaciones por preferentes, cláusulas suelo y coberturas de tipos de interés (swaps) e incluso una probable indemnización a Mapfre si BBVA rompe el acuerdo de bancaseguro que la compañía tiene con Catalunya Banc.

Desde el momento de su creación, el grupo fruto de la fusión de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa empezó a recurrir a las ayudas públicas y solicitó un préstamo de 1.250 millones con la promesa de que los devolvería.

Sin embargo, el tiempo demostró que lejos de retornar un solo euro a las arcas públicas, el grupo era incapaz de cumplir con las exigencias de capital y tras suspender las pruebas de estrés europeas, el Estado acabó dando por perdidos los primeros fondos aportados e inyectándole 1.718 millones más.

Aún así no era suficiente para reforzar un grupo, cuyas cajas habían llevado a cabo una política de riesgos totalmente imprudente, como lamentaron recientemente en el FROB, y que hizo que acabara necesitando 9.084 millones de la ayuda europea a la banca española. Es decir, 12.052 millones, que rebasaron los 13.000 millones al incluir una aportación de más de 1.000 del Fondo de Garantía de Depósitos para dar liquidez a los titulares de preferentes y deuda subordinada. A pesar de todo ello, el Estado se vio obligado la semana pasada a poner otros 572 millones para que Catalunya Banc se quitara de encima casi 6.400 millones en hipotecas tóxicas, pues casi seguro que con ellas encima ningún banco hubiera estado dispuesto a pujar.

De este modo, al aceptar la oferta de BBVA, el Estado ha renunciado a recuperar 11.437 millones de los invertidos en el rescate de este banco. Tras la compra de Unnim, el BBVA ha decidido seguir aprovechando la oportunidad de crecer y consolidar su presencia en una región que considera clave.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies