Últimas noticias

María Iraburu: “Investigar más, con más ambición y profundidad»

NAVARRA INFORMACIÓN

María Iraburu: “Investigar más, con más ambición y profundidad, es uno de los retos de la Universidad de Navarra para los próximos años”

“Investigar más, con más ambición, con más profundidad, es indudablemente uno de los retos de la Universidad de Navarra para los próximos años”. Así lo ha destacado hoy la rectora, María Iraburu, durante la apertura oficial del curso 2022-23, en el que el centro académico celebra su 70 aniversario. Se trata de un reto “ilusionante y compartido”, según ha señalado, que requerirá el esfuerzo conjunto de todos los que trabajan en la Universidad “y de tantas instituciones públicas y privadas para lograr hacer sostenible, también económicamente, la labor investigadora”.

En este sentido, se refirió al proyecto Bioma y agradeció a todas las instituciones y empresas que están apoyando su lanzamiento. Asimismo, recordó “la buena noticia” recibida esta semana sobre la inclusión en los presupuestos generales del Estado de una partida de 2 millones de euros para el Museo de Ciencias que forma parte del proyecto. “Son fondos muy bienvenidos. Y lo serán también todos los que nos puedan llegar”, aseguró.

Este proyecto, con su “doble dimensión investigadora y expositiva”, se perfila como “una aportación singular que, con la colaboración de todos, quiere ofrecer el rigor y la fiabilidad de la ciencia para abrir nuevos horizontes de desarrollo sostenible”. También se convertirá en un espacio de reflexión interdisciplinar “en el que se exploren las cuestiones relacionadas con la sostenibilidad, se les dé profundidad de contenido, se descubran sus raíces antropológicas y sus consecuencias éticas”.

Bioma forma parte de la Estrategia 2025 “Universidad y sostenibilidad”. La profesora Iraburu recordó que esta hoja de ruta de la Universidad de Navarra para los próximos años “aspira a una investigación abierta a las necesidades de la sociedad y de las instituciones, implicada en ese gran reto colectivo que es buscar caminos para un desarrollo profundamente humano, capaz de hacer propuestas innovadoras y de afrontar las consecuencias de una pandemia o la desestabilización que provoca una guerra en el panorama internacional”.

En concreto, habló de la formación de jóvenes investigadores que siempre ha caracterizado a la Universidad y de “la necesidad de aumentar la presencia de estudiantes de doctorado”.

Docencia innovadora más comprometida

La rectora, que por primera vez ha presidido este acto académico -tras su toma de posesión en enero de 2022- comentó una expresión del primer gran canciller de la Universidad, san Josemaría Escrivá: “En el mismo nacer de las cosas”. Con ella invitaba a los que le escuchaban “a ser protagonistas comprometidos con el tiempo que les tocaba vivir”. Aunque para esta institución la celeridad del cambio podría verse como un obstáculo, señaló, la Universidad debe estar en el origen de los cambios. “Mantenernos al margen o limitar nuestra implicación a una crítica cerrada haría traición a nuestra vocación universitaria, que nos impulsa a entrar en diálogo con los interrogantes y los problemas de la sociedad”, dijo.

Respecto a la enseñanza, el otro gran frente donde la universidad puede situarse en el origen de los cambios, la rectora reclamó una “docencia más comprometida”: “Cada primero de septiembre lo nuevo invade nuestras aulas y se produce el encuentro entre personas que define a la universidad. Es ese encuentro el que puede y debe inspirarnos a una docencia más comprometida, más en sintonía con las ilusiones y necesidades de nuestros estudiantes y con los desafíos que plantea la sociedad”.

A su juicio, las posibilidades de avance en este ámbito son diversas: “Metodologías como el aprendizaje-servicio, que favorecen un enfoque solidario de la propia profesión; la integración entre las asignaturas humanísticas del core curriculum y los contenidos profesionalizantes; o proyectos que lleven a nuestros estudiantes a conocer la difícil realidad económica, social y humana en la que vive la mayor parte de la población mundial, para intentar mejorarla”, concluyó.

Al acto asistieron diversas autoridades, entre las que se encontraban María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra; Unai Hualde, presidente del Parlamento; Juan Cruz Cigudosa, consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital del Gobierno de Navarra; José Antonio Sánchez, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN); Joaquín Galve, presidente del TSJN; Ramón Gonzalo, rector de la Universidad Pública de Navarra; José María Guibert, rector de la Universidad de Deusto; y Teresa Imízcoz, directora de la UNED de Pamplona.

También asistieron Carlos Gimeno, consejero de Educación; Santos Induráin, consejera de Salud; Mikel Irujo Amezaga, consejero de Desarrollo Económico y Empresarial; Javier Remírez, consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior; Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas; Inmaculada Jurío, vicepresidenta 1ª del Parlamento de Navarra; y los parlamentarios Ramón Alzórriz, José Javier Esparza, Juan Luis Sánchez de Muniáin y Patricia Fanlo.

Lección inaugural: criptomonedas e inflación

Tras una Misa en el oratorio del edificio Amigos, oficiada por el arzobispo de Pamplona, Mons. Francisco Pérez, el acto de apertura se inició con el resumen de la memoria académica del curso 21-22 por parte del secretario general, Jesús María Ezponda. A continuación, el profesor de la Facultad de Económicas, Antonio Moreno Ibáñez, leyó la lección inaugural “Las nuevas monedas digitales”. En el discurso recalcó distintos aspectos que “ilustran el presente y el futuro del dinero”.

El catedrático de Economía explicó cómo “en el sistema monetario actual la creación de dinero no está respaldada por un metal precioso, sino, esencialmente, por dos pilares: ser designada como moneda de uso legal de los gobiernos y estar sujeta a la conducción de política monetaria por parte de los bancos centrales”. Además, afirmó que un buen sistema monetario y financiero ha de reunir estabilidad en el valor de la moneda y estabilidad financiera. También se refirió a las criptomonedas y dejó claro que, por su volatilidad, “el bitcoin no ha conseguido adquirir una buena reputación como moneda transaccional, lo que le ha condenado a ser una moneda puramente especulativa”.

Al tratar el tema de la inflación, al hilo de los casos actuales de Turquía y Argentina, el profesor Moreno comentó: “En prácticamente todos los casos donde la inflación se acelera de modo incontrolable se halla un mal manejo de políticas, que muchas veces tiene que ver con el marco institucional de falta de independencia operativa del banco central con respecto al poder político”. A su criterio, el surgimiento de las denominadas stable-coins está haciendo que “los bancos centrales se planteen la puesta en marcha de una moneda oficial digital, el llamado euro o dólar digital”. Esto significa que el banco central también emita sus propias cuentas corrientes, para que los usuarios puedan realizar pagos desde allí.

El director del Master in Economics and Finance explicó que “estamos cerca del nacimiento de un ecosistema monetario con un nuevo equilibrio de fuerzas entre bancos centrales, bancos comerciales y empresas financieras de base tecnológica”. Así que será clave regular tres dimensiones de las nuevas monedas digitales. Primero, la sostenibilidad de algunas plataformas de criptomonedas, por su uso exagerado de electricidad. En segundo lugar, conseguir un equilibrio entre la privacidad de datos personales y el poder monitorizar pagos fraudulentos o actividades criminales. Finalmente, los gigantes tecnológicos podrían imponer su poder de mercado. “No vamos a tener un nuevo sistema monetario cuya base fundamental sean las criptomonedas, ni el bitcoin será la nueva moneda de reserva mundial, seguiremos teniendo un sistema fiduciario, pero con nuevas capacidades, con plataformas monetarias más versátiles y eficientes”, destacó.

Para concluir, habló del papel dominante del dólar, que sigue siendo la moneda más importante del mundo. Sin embargo, “la combinación de las nuevas monedas digitales oficiales y las plataformas digitales descentralizadas tienen un cierto potencial disruptivo en este sentido”, aseguró. Países como China podrían aprovechar este nuevo ecosistema para empujar la implantación de su moneda digital en muchos otros países y presumiblemente intentará desbancar el dominio del dólar.

Pie de foto. En la presidencia, junto a la rectora, estaban los vicerrectores Gonzalo Robles, Secundino Fernández, Pablo Sánchez-Ostiz, Paloma Grau, Rosalía Baena, y el administrador general, Igor Errasti.

 Numerosas autoridades académicas y civiles asistieron al acto celebrado en el Aula Magna.

 

La rectora, María Iraburu, preside el acto de apertura.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies