Últimas noticias

Los obispos se solidarizan con las fuerzas policiales tras los atentados en Colombia

Los obispos se solidarizan con las fuerzas policiales tras los atentados y asesinatos en Bogotá (Colombia)

«Expresamos nuestro más sentido pésame por la pérdida de varios miembros de la Policía Nacional. Queremos hacer extensivo este sentimiento a todos los familiares de los policías fallecidos en el cumplimiento de su deber»: así escribe el Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia en una carta enviada al General Jorge Luis Vargas Valencia, Director General de la Policía Nacional de Colombia, con la que los Obispos se unen a las dos jornadas de oración convocadas por el Ordinario Militar, para los días 28 y 30 de julio, con el fin de «pedir al Señor por la Policía Nacional y por un país en paz y reconciliado».

«Queremos renovar nuestra gratitud por la abnegada entrega de todos los miembros de la Policía, que en las distintas regiones y territorios de nuestra querida nación colombiana son una presencia institucional», escriben los Obispos al General Vargas Valencia, reafirmando su solicitud como Pastores por todos los miembros de las instituciones de la Policía Nacional.

Tras los últimos asesinatos de miembros de la Policía Nacional, el Ordinario Militar, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, ha destacado en un mensaje: «Cada policía caído es un hermano, un hijo, un padre, un colombiano. No podemos seguir contando, sino que debemos poner el grito en el cielo para detener esta situación. Nunca más el dolor de la Patria”. De hecho, explica, la muerte de cada uno de nuestros héroes siempre será acogida como el dolor de la Patria: así hemos vivido los asesinatos cometidos contra nuestros policías en los últimos días. Instando a rezar por los policías fallecidos, el Ordinario Militar «nos invita a abandonar la indiferencia que nos hace mirar hacia otro lado».

Según informaciones recogidas por la Agencia Fides, en las últimas semanas miembros de la Policía Nacional han sido objeto de ataques y asesinatos por parte de la banda criminal de narcotraficantes conocida como ‘el clan del Golfo‘, en respuesta a la extradición a Estados Unidos de su líder, Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’. El balance provisional habla de más de 30 policías muertos y de al menos 25 ataques que han causado daños y heridos. En esta ola de violencia hay que incluir el asesinato del fiscal antidroga paraguayo, Marcelo Daniel Pecci Albertini, el 11 de mayo, cuando se encontraba de luna de miel en Barú, una isla turística de Colombia, y fue sorprendido por unos asesinos en la playa privada de su hotel. Pecci era conocido por su participación en casos judiciales relacionados con organizaciones de blanqueo de capitales y tráfico de drogas. En Paraguay, ocupaba el cargo de Fiscal contra el crimen organizado, el narcotráfico, el lavado de dinero y la financiación del terrorismo . AGENCIA FIDES

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies