Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Pamplona recuerda a siete víctimas de ETA asesinadas en la ciudad con la colocación de sendas placas

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

Pamplona recuerda a siete víctimas de ETA asesinadas en la ciudad con la colocación de sendas placas de homenaje en los lugares donde perdieron la vida

El Ayuntamiento de Pamplona y la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo de ETA (ANVITE) han recordado y homenajeado hoy sábado a Vicente Luis Garcera, José Manuel Baena, Jesús Vidaurre, José Oyaga, Alberto Toca, Diego Torrente y Tomás Caballero

Tal día como hoy hace 39 años, el 17 de abril de 1982, ETA asesinaba en el entorno del puente de la Magdalena al policía nacional Vicente Luis Garcera López. En ese lugar ha comenzado esta mañana el recorrido de homenaje a siete víctimas de ETA que fallecieron a consecuencia de atentados perpetrados por la banda terrorista ETA en Pamplona. Por cuarta vez desde el pasado mes de marzo, Ayuntamiento de Pamplona y ANVITE han querido visibilizar y dignificar la memoria de esas víctimas con la colocación de sendas placas en los lugares de sus atentados.

Durante la mañana, se han visitado también la avenida de San Jorge, donde fue asesinado el inspector del Cuerpo Nacional de Policía, José Manuel Baena Martín; la calle San Miguel, en su confluencia con la plaza de San Francisco, donde murieron Jesús Vidaurre Olleta y José Oyaga Marañón; la calle Castillo de Maya, donde perdió la vida el delegado de la mutua ASEPEYO, Alberto Toca Echeverría; y el campus de la UPNA, donde antes de su creación cuando era una zona de aparcamiento, fue asesinado el policía nacional Diego Torrente Reverte. Estos actos de recuerdo y memoria han concluido en el lugar donde ETA asesinó por última vez en Pamplona. Fue en la calle Mutilva Baja, el 6 de mayo de 1998. La víctima, el concejal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Tomás Caballero Pastor.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y el presidente de ANVITE, José Ignacio Toca, han participado en los breves actos institucionales que se han realizado en estos seis puntos de la ciudad, donde ETA asesinó a siete personas entre 1978 y 1998. Han acudido también autoridades como el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Gobierno España, Montserrat Torija Noguera, el director del Memorial Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, y la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo.

Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y las diferentes policías han estado también representados por el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía, José Mª Borja, por el jefe de la Policía Foral, Juan Carlos Zapico, por el coronel jefe de la Guardia Civil, José Santiago Martín, por el general comandante militar de Navarra, Francisco German Martínez, y por el jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Javier Goya. Han asistido, además, representantes de los grupos municipales de Navarra Suma, PSN y Geroa Bai en el Ayuntamiento de Pamplona y representantes de colectivos y asociaciones como la Fundación Tomás Caballero, la Fundación Víctimas del Terrorismo, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), COVITE, ANVITE, Libertad Ya y Vecinos de Paz.

Ofrenda floral y minuto de silencio

Los actos celebrados en cada uno de estos lugares de memoria han mantenido la estructura habitual de los anteriores homenajes celebrados el 1, 11 y 21 de marzo. Familiares de las víctimas asesinadas han dirigido unas breves palabras a las personas asistentes y, posteriormente, se han descubierto en cada lugar las placas con el nombre y la leyenda “fue asesinado (o asesinada) por la banda terrorista ETA el día (fecha del atentado). Verdad, memoria, dignidad y justicia”. La entrega de reproducción de esa placa a las familias, una ofrenda floral y un minuto de silencio han cerrado los breves actos institucionales. Esta iniciativa forma parte del convenio de colaboración firmado en septiembre del año pasado por el Ayuntamiento de Pamplona y ANVITE para dignificar la memoria de las víctimas de ETA.

El policía nacional Vicente Luis Garcera López era asesinado el 17 de abril de 1982 en la zona del puente de la Magdalena. De madrugada, una tanqueta de la Policía Nacional que regresaba de prestar vigilancia en la subestación de Fuerzas Eléctricas y se dirigía al cuartel de Beloso era atacada con una granada anticarro, que perforó la cubierta de la tanqueta y explotó en su interior. Garcera era el conductor. Su hija Laura ha estado presente en este homenaje.

El inspector del Cuerpo Nacional de Policía, José Manuel Baena Martín, era asesinado en la avenida de San Jorge 77 el 11 de enero de 1978. Fue la segunda víctima mortal de ETA en Pamplona. Baena había acudido al registro de un piso donde encontraron armas y documentación falsa. Al término de ese registro, dos miembros de ETA aparecieron en el portal y, al identificar a los agentes, abrieron fuego. También fallecieron los dos terroristas, que resultaron ser los asesinos del comandante Joaquín Ímaz. Esta mañana ha participado en el acto la sobrina del inspector, Mª Carmen Fonta Baena.

Jesús Vidaurre Olleta y José Oyaga Marañón murieron asesinados el 1 de mayo de 1980 en la calle San Miguel, en la esquina con la plaza de San Francisco. Ambos recibieron sendos disparos en la nuca. Durante años, el doble asesinato quedó fuera de los listados de atentados terroristas por la ausencia de reivindicación. Sin embargo, la banda terrorista se atribuyó en documentos internos este doble crimen. Han acudido a este homenaje Verónica Zapata, nieta de José Oyaga, y Julio Vidaurre, hijo de Jesús Vidaurre.

Presencia de familiares de las víctimas

El 8 de octubre de 1982, dos miembros de ETA entraron a cara descubierta en las oficinas de la mutua ASEPEYO, en la calle Castillo de Maya de Pamplona. Allí preguntaron por Alberto Toca Echeverría, que charlaba en su despacho con el médico de la mutua. Los dos terroristas abrieron la puerta y, sin mediar palabra, dispararon contra Toca, que recibió dos impactos de bala en la cabeza. Su nieta Blanca Gispert ha dirigido unas palabras a las personas asistentes.

En una zona de aparcamiento junto al estadio de El Sadar, ahora parte del campus de la UPNA, era asesinado el 7 de junio de 1984 el policía nacional Diego Torrente Reverte. Los miembros de un comando etarra habían planeado robar un vehículo en las inmediaciones del estadio de El Sadar. Sobre las nueve de la noche vieron a un hombre que estaba limpiando su vehículo. Tras revelar que era policía, uno de los terroristas le disparó un tiro a quemarropa que lo mató en acto. Su familia ha participado también en el acto con una breve intervención de agradecimiento.

El recorrido ha terminado en la calle Mutilva Baja, donde el 6 de mayo de 1998, ETA asesinaba al concejal de UPN del Ayuntamiento de Pamplona, Tomás Caballero. Ese día, Tomás Caballero acababa de subirse a su vehículo para ir a trabajar a la Casa Consistorial. Dos terroristas se le acercaron y le dispararon sendos tiros en la cabeza. Ha intervenido, dedicando unas breves palabras, su hija Ana Caballero.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies