Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Abierta una subvención de 13,7 millones de euros para acciones en países en desarrollo durante 2021

NAVARRA INFORMACIÓN.ES

El Gobierno de Navarra abre una subvención con un presupuesto total  de 13,7 millones de euros para acciones en países en desarrollo durante 2021

l Departamento de Derechos Sociales ha convocado ayudas por importe de 240.000 euros para Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD) que realicen acciones humanitarias especializadas en situaciones de emergencia durante el año 2021. La cuantía máxima de la subvención será de 120.000 euros.

Se trata de la primera convocatoria de subvenciones de cooperación al desarrollo este año, cuyo presupuesto total recogido en el III Plan Director de la Cooperación Navarra es de 13,7 millones de euros. Como señaló la consejera Maeztu en la última sesión del Consejo de Cooperación, que dio luz verde al III Plan Director, “la solidaridad con los países en desarrollo adquiere mayor relevancia en el actual contexto de crisis global derivado de la pandemia, junto con el cumplimiento de la Agenda 2030 que se ha convertido en la necesaria hoja de ruta para dar respuesta a los desafíos que este mundo complejo e interdependiente debe afrontar”.

Estas ayudas servirán para financiar intervenciones de acción humanitaria en favor de las poblaciones más vulnerables de los países en desarrollo, para atender situaciones límite provocadas por catástrofes naturales o conflictos de origen humano.

Se contemplan dos supuestos: por una parte, las acciones de emergencia, donde lo más urgente es facilitar de manera inmediata bienes y servicios básicos que garanticen la supervivencia y alivien el sufrimiento de las personas afectadas. Por otra, las crisis humanitarias crónicas, que se prolongan en el tiempo. En este segundo caso, se suministra la asistencia y el socorro a las poblaciones afectadas que no puedan ser auxiliadas por sus propias autoridades, o en ausencia de cualquier autoridad.

El tipo de ayudas que se prestan contempla servicios de salud, distribución alimentaria, agua y saneamiento, reparto de elementos no alimentarios (kits de higiene y estructuras de cobijo básicas), servicios de educación, y ayuda monetaria para hacer frente a necesidades básicas.

Proyectos en Sudán y Perú para 25.000 personas

El proyecto realizado en Sudán fue aprobado a Cruz Roja y atendió a las víctimas de las inundaciones padecidas por este país africano el pasado año. Sirvió para cubrir las necesidades básicas de la población más vulnerable afectada por inundaciones y por el impacto del COVID-19, en materia de prevención sanitaria y de seguridad alimentaria. El número de personas beneficiarias directas de la intervención fueron 650 mujeres y 100 hombres, llegando a una población indirecta de 3.450 personas.

Desde finales de 2018 la población sudanesa se ha visto afectada por el encadenamiento de graves crisis de diferente índole. Por un lado, las revueltas sociales que desembocaron en la deposición y encarcelamiento de su presidente y la asunción del poder por parte de un Consejo mixto (militar y civil); por otro, la pandemia de la COVID-19 que ha generado una crisis sanitaria obligando al gobierno transitorio a declarar el toque de queda y el cierre de las fronteras. Esta situación se agravó por las lluvias torrenciales e inundaciones en todo el país en el mes de julio con graves afectaciones a la salud, los medios de vida y la seguridad alimentaria de la población más vulnerable.

El segundo proyecto, de Unicef, se llevó a cabo en Perú y evaluó el estado nutricional de niñas y niños menores de 5 años y mejorando las capacidades de las familias de las comunidades indígenas de la Región de Loreto para prevenir y mitigar la pandemia COVID-19.

Loreto es una de las regiones del Perú con mayor porcentaje de esta población. La falta crónica de servicios de salud, la disponibilidad de pruebas y el acceso a cuidados de alta complejidad los ponen más en peligro en esta pandemia. La actuación de Unicef en Perú se centró en lograr que la población indígena tenga acceso a suministros esenciales y esté mejor informada de cómo actuar ante el contagio COVID-19. El número de personas beneficiarias directas de la intervención fue de 20.200 personas, la mitad de ellas mujeres.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies