Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Nueva Ley de amnistía política

Número 20

En los primeros años de la llamada Transición española, aquella que culminó cuando un partido de izquierdas, el partido socialista obrero español (PSOE), ganaba las elecciones del año 1982 por mayoría absoluta, los que habían sido rivales políticos durante el gobierno de Francisco Franco, muerto en 1975, se daban la mano constantemente y propugnaban un reconciliación entre las llamadas Dos Españas, aquellas surgidas durante la II República española y posterior última Guerra Civil sufrida en este país, la de 1936 a 1939.

Había que ponerse manos a la obra. Lo primero, intentar un “borrón y cuenta nueva”. Para ello se necesitaba una ley, una ley de amnistía, que permitiera que rencillas entre unos y otros, no posibilitaran otra guerra civil, otra lucha de hermano contra hermano. Esa ley iba a ser la llamada Ley de Amnistía de 1977, aprobada un 15 de octubre de ese mismo año y que entraba en vigor un 17 de octubre.

Los votos de la desaparecida UCD, del PSOE, del Partido Comunista de España (PCE), y de los nacionalistas vascos y catalanes posibilitaban su aprobación. 296 votos a favor, 18 abstenciones, 2 en contra y un nulo. Los miembros de la comisión encargada de su redacción fueron: Pilar Brabo y Marcelino Camacho (PCE), Xabier Arzalluz y Michel Unzueta (nacionalistas vascos), Placido Fernández Viagas y Pablo Castellano (Psoe) y Donato Fuejo.

Una ley posibilitada por el PCE y centrada en que “las acciones y omisiones de intencionalidad política o social castigadas como delito o falta por el Régimen desde el 17 de julio de 1936 al 15 de junio de 1977, y que declare nulas y sin efectos las correspondientes penas y sanciones de todo tipo impuestas o que puedan imponerse por los citados hechos”.

Así se expresaba el entonces portavoz en el Congreso de los Diputados, Marcelino Camacho, “Como reparación de injusticias cometidas a lo largo de estos cuarenta años de dictadura, la amnistía es una política nacional y democrática, la única consecuente que puede cerrar ese pasado de guerras civiles y de cruzadas. Nosotros, precisamente, los comunistas, que tantas heridas tenemos, que tanto hemos sufrido, hemos enterrado nuestros muertos y nuestros rencores. Nosotros estamos resueltos a marchar hacia adelante en esa vía de la libertad, en esa vía de la paz y del progreso”.

Antecedentes

Durante el gobierno de Francisco Franco, el 1 de abril de 1969, se publicaba una Ley de indulto. Dicha Ley afectaba a todos los delitos cometidos antes del 1 de abril de 1939. Una forma de pasar página del régimen franquista a los 30 años de su llegada al poder y pocos meses antes de declarar al entonces Príncipe Juan Carlos como sucesor de Franco.

Tras su muerte, de nuevo, la reconciliación de ambos bandos. De ahí la Ley de amnistía citada de 1977 para el perdón por los graves delitos contra la humanidad cometidos durante y después del conflicto.

La Ley representaba la renuncia del Estado al ejercicio del ius punendi, o ejercer la coacción penal sobre quienes vulneraron bienes jurídicos básicos,​ así como la liberación de presos políticos que aún se encontraban en prisión por delitos de distinta gravedad o por razones ideológicas. Se propugnaba que a través de este proceso el país se encontraría en condiciones de ratificar una nueva Constitución.

Esta ley tuvo un precedente, el decreto de amnistía de algunos presos políticos el 30 de julio de 1976. Refrendado por el entonces presidente del gobierno de España, Adolfo Suarez y firmado por el Rey Juan Carlos I.

En este decreto fueron indultados los delitos y faltas de intencionalidad política y opinión que no hubieran “puesto en peligro” la vida de nadie. El objetivo de este decreto, según se establece en su párrafo inicial, es “promover la reconciliación de todos los miembros de la Nación”, y entre las medidas propuestas para este fin se destaca “la reintegración de los derechos pasivos a los militares sancionados después de la pasada contienda, de los distintos indultos concedidos y de la prescripción, por ministerio de la ley, de todas las responsabilidades penales por hechos anteriores al 1 de abril de 1939.

Andrés Valencia, profesor e historiador

Pie de foto: Fotografía tomada al ex-presidente del gobierno español Adolfo Suárez, durante su visita a Argentina efectuada en septiembre de 1981, en el Club Deportivo Español de Buenos Aires. La Ley de Amnistía de 1977 formaba parte de la reforma política, llevada a cabo por el gobierno de Adolfo Suárez. WIKIPEDIA

Historia anterior Los musulmanes son derrotados en Poitiers

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies