Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Incómoda memoria

La memoria histórica antes que una ley que ha quedado obsoleta y sustituida por la de memoria democrática, es un concepto que los librepensadores emplean para recordar el pasado en el presente y no repetirlo.

En España tenemos un refrán que dice se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Quizá porque hay más mentirosos que cojos.

El “señor” Ábalos, secretario de organización del PSOE y ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. O bien es un mentiroso, algo que el polémico y olvidado asunto de Barajas no ha esclarecido o bien es un analfabeto histórico que no conoce las crónicas de su partido ni sabe siquiera como murió Julián Besteiro, un hombre sin tacha al cual le repugnaría esta falta a la verdad sobre su muerte y que empaña y ensombrece su insigne figura o bien es un … (ponga el lector lo que quiera).

Don Julián Besteiro nació un 21 de marzo de 1870 y muere un 27 de septiembre de 1940 por una septicemia provocada por las pésimas condiciones de insalubridad de las cárceles franquistas, pero no murió asesinado como ha querido “reescribir” el ministro.

La figura de Julián Besteiro es incómoda para el PSOE del Sanchismo y su exposición en el 150 aniversario de nacimiento sólo podrá ser visitada por un número limitadísimo de personas ya que, amparados en la situación sanitaria actual, abre entre semana sólo tres horas durante dos semanas.

Fue hijo educativo de la Institución Libre de Enseñanza creada por Giner de los Ríos. Estudio filosofía y letras en Madrid. Su militancia política se inicia en la Unión Republicana. Antes de ingresar en el PSOE fue detenido por dar una conferencia en contra de la guerra de África. Fue el sucesor directo y heredero del espíritu de Pablo Iglesias, y probablemente el dirigente socialista y de la UGT con más peso intelectual y de mayor influencia en la consolidación de la socialdemocracia.

Sin embargo, el melifuo tándem Lastra-Ábalos le dedicaron en al acto de la presentación de su exposición palabras huecas “figura básica del partido” y “gran contribución al socialismo”. ¿Por qué?

Sencillamente porque Don Julián fue un socialista que defendía el reparto justo de la riqueza y la mejora de la educación y se opuso con firmeza a la violencia y a las revoluciones absurdas. Mostró su rechazo a la revolución del 34, fue un anticomunista declarado llegando a decir que “España no es Rusia” y “..habernos dejado arrastrar a la línea bolchevique, que es la aberración política más grande que han conocido los siglos.”

Mientras era popular en el país, fue el segundo candidato más votado del Frente Popular tras Azaña pero en el partido fue barrido en las antevotaciones (primarias) de 1936 por Largo Caballero. Con quien tuvo grandes enfrentamientos llegando a decir que había más peligro fascista en Largo Caballero que en la conservadora CEDA.

Estuvo siempre dispuesto a negociar hasta con el enemigo, quizá esa fue su gran error pensar que el régimen de Franco iba a ser una dictablanda al estilo de la del general Berenguer sucesor del general Primo de Rivera.

Fue el único dirigente que permaneció en Madrid pese a tener numerosas oportunidades para salir del país. “Me quedaré con los que no pueden salvarse. Facilitaremos la salida de España a muchos compañeros que deben irse, y que se irán por mar, por tierra o por aire; pero la gran mayoría, las masas numerosas, esas no podrán salir de aquí, y yo, que he vivido siempre con los obreros, con ellos seguiré y con ellos me quedo. Lo que sea de ellos será de mí.”

Esperó en un edificio de la calla Alcalá, que hoy es sede del ministerio de Hacienda. Fue condenado a muerte que se conmutó por 30 años en prisión. Tras un periplo por varias cárceles, siempre negándose a recibir un trato especial, murió en el penal de Carmona, como hemos escrito al principio, víctima de una septicemia.

Como Salvador de Madariaga, Niceto Alcalá Zamora o Manuel Chaves Nogales bien pudiera ser un integrante de la tercera y denostada España.

Su despedida a Dolores Cebrián, “Lolita”, su esposa y apoyo en la vida: “Nunca hubiese podido dejarte cuantiosos bienes de fortuna, pero te dejo en cambio un nombre respetable que algún día, creo yo, habrá de imponerse a la consideración de las gentes.”, dice todo de este hombre que debiera ser más estudiado.

Y que no merece este maltrato a su memoria por muy incómoda que resulte.

Jesús Bodegas Frías, licenciado en Ciencias Biológicas

Artículo anterior El auto ¿héroe o villano?

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies