Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

9 cambios positivos que viviremos durante la “desescalada”

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

Durante la desescalada ansiaremos mayor intimidad, con la búsqueda de espacios y tiempos para uno mismo; flexibilizaremos nuestros hábitos; y habrá un cambio en cómo se establecerá la confianza en las relaciones interpersonales, prefiriendo el “cara a cara”

Estos son algunos cambios que, según el profesor de la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra Elkin Luis, surgirán como consecuencia del alivio del aislamiento.

El psicólogo detalla nueve transformaciones que viviremos desde la perspectiva de la psicología social, entre las que augura un aumento del gusto por practicar actividades al aire libre, la pedagogía del uso de las tecnologías -para discernir entre la información fiable frente a las fake news- o el aumento del valor de la ciencia y de la telemedicina y la “telepsicología”.

El profesor de la Universidad de Navarra recuerda las distintas etapas psicológicas por las que pasó la población de China y que publicó la empresa Ipsos el pasado marzo: la incredulidad, la preparación, el ajuste, la aclimatación, la resistencia, el alivio, y finalmente el temor ante la aparición de la nueva incertidumbre marcada por las secuelas económicas que poco a poco se hacen evidentes.

Según el experto, el cambio es lo único constante en estas etapas, “que obligan a la sociedad a poner en marcha su capacidad de adaptación como plan de choque”. Unos cambios que se manifiestan de forma diferente en cada individuo. “Algunas personas podrán mostrar claramente criterios asociados con un trastorno, pero muchas otras mostrarán respuestas resistentes, o con breves síntomas o consecuencias que quedan fuera de los criterios diagnósticos. El impacto de estas situaciones puede ser sutil, insidioso o totalmente destructivo”, añade.

En este sentido, señala que “la capacidad humana de simular escenarios hipotéticos nos ayuda a afrontar situaciones venideras. Es una necesidad social”.  Por este motivo, “las personas esperamos proyectar cuáles serán nuestras reacciones -pensamientos, conductas y emociones- ante lo que vamos a estar expuestos”, indica.
El experto describe estos nueve cambios desde la perspectiva de la psicología social y hace hincapié en que “independientemente de que muchos de estos puntos se cumplan o no, todos los futuros posibles son dependientes de cómo respondemos como individuos y como sociedad a esta crisis en el hoy y en el ahora”.

NUEVE CAMBIOS DE LA DESESCALADA

  1. Un especial gusto en practicar actividades placenteras al aire libre. Buscaremos el ejercicio físico y otras actividades al aire libre, incluso aquellas personas que hasta ahora no disfrutaban con ellas. Eso sí, “nos replanteemos qué actividades se pueden o no hacer en grupo, y cómo se plantean”.
  2. La búsqueda de la intimidad será la respuesta refractaria de convivir tantos días juntos durante el aislamiento, y la posterior necesidad de estar con los otros – amigos u otros familiares- después del aislamiento.
  3. Los jóvenes buscarán a corto plazo relacionarse ‘cara a cara’ o tener contacto físico, después de un periodo de relación constante a través de videollamadas o redes sociales. En el otro lado de la moneda, los adultos, habrán adquirido este recurso de las nuevas tecnologías y lo entenderán como otro más junto a las relaciones cara a cara.
  4. La confianza, que hasta ahora se establecía por la similitud de afinidades entre individuos, va a añadir el percibir el autocuidado del otro como un elemento más para las nuevas relaciones que se produzcan, o para ‘confirmar’ las que ya se tenían.
  5. Más consciencia del mundo que nos rodea y visión positiva del conjunto. En esta crisis, hemos recordado la esencialidad del papel que aporta cada individuo al conjunto del grupo, por el ejemplo el papel del agricultor o la señora de la limpieza.
  6. Pedagogía del uso de las tecnologías. Discernir entre la información fiable frente a las fake news será un punto clave que la sociedad demandará. Medios de comunicación y otras entidades, como universidades e institutos tendrán, no solo que enseñar contenidos, sino también formas de búsqueda y criterios para establecer la veracidad de los mismos.
  7. Flexibilidad en nuestros hábitos. Los hábitos facilitan la ilusión de que controlamos nuestras vidas pero “ahora tendremos más control porque sabemos que los hábitos se pueden cambiar conforme el virus se desarrolla” y esto se traduce en flexibilidad. Flexibilidad que hemos conseguido al adaptar ciertos hábitos -de manera forzosa- durante el aislamiento.
  8. Aumentará el valor de la ciencia y de la ‘telepsicología y la telemedicina’, así como veremos en las universidades una mayor demanda de las carreras sanitarias como Medicina, Enfermería, Farmacia, Ingeniería Biomédica o Psicología.
  9. Hasta ahora, la sociedad española estaba más encaminada al “cuidado del niño”. Con esta crisis, le hemos dado un cambio de tuerca y hemos visto la necesidad de repensar en cómo nos cuidamos y en cómo cuidamos de nuestros abuelos.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies