Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Los huertos urbanos comunitarios de Pamplona entregan sus productos frescos al Banco de Alimentos

NAVARRANFORMACIÓN.ES

Quienes gestionan los huertos cuentan con un permiso para acudir a recolectar los productos en una determinada franja horaria

Cualquier ayuda es necesaria en estos días de confinamiento y Estado de Alarma. Los huertos urbanos comunitarios de Pamplona siguen con su habitual labor altruista, esta vez encaminada a la solidaridad. Estos días, al igual que en semanas anteriores, las cosechas de estos huertos urbanos se han entregado a una buena causa. En esa ocasión los productos frescos recogidos de los huertos se han destinado al Banco de Alimentos para que puedan repartirlos entre las familias de los diferentes barrios.

Las cosechas se han entregado en varias ‘barcas’, que suelen recoger entidades como DYA o la propia Policía Municipal de Pamplona. En concreto, se trata sobre todo de diferentes verduras, como coles, acelgas o espinacas, así como lechugas, cebolletas y guisantes. Las áreas de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad y de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte se han encargado, junto a las asociaciones vecinales que gestionan los huertos, de generar esta red solidaria para que los productos lleguen a quien los pueda necesitar.

Pamplona cuenta con cinco huertos urbanos en los barrios del Casco Antiguo, Txantrea, San Juan, Rochapea y Mendebaldea – Ermitagaña. Más de 6.000 metros cuadrados en los que se cultivan productos de agricultura ecológica, además de promoverse otras actividades en pro del desarrollo sostenible, la salud o el medio ambiente. Hace un par de semanas, las cosechas se derivaron a los albergues municipales de personas sin hogar y esta vez será el Banco de Alimentos el que repartirá estos productos frescos entre las familias de los diferentes barrios.

Las entidades que gestionan los diferentes huertos (La Piparrika, Krispilak, San Juan Xar, Mendialdea y Ermitaldea) cuentan con un permiso especial expedido por el Ayuntamiento, con una franja horaria concreta para acudir a recoger las cosechas que se generan. Suelen acudir desde sus casas con las medidas de protección y las herramientas necesarias para realizar esa labor. Así, evitan el contacto con zonas y elementos comunitarios (herramientas, caseta de aperos…) para prevenir riesgos de posibles contagios del Covid-19.

Los huertos urbanos comunitarios continúan produciendo recursos. En un par de semanas, todavía se podrán seguir recolectando habas, guisantes o lechugas, que es más que previsible que se vuelvan a donar de forma solidaria a entidades que puedan repartirla entre personas y familias que puedan utilizarlas para elaborar sus comidas o cenas.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies