Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Salud recomienda a las personas con enfermedades crónicas mantener los autocuidados por el coronavirus

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

En Navarra hay más de 100.000 personas con patologías crónicas

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), a través de la Escuela de Pacientes, recomienda a las personas con enfermedades crónicas continuar, en la medida de los posible, con el desarrollo de los autocuidados necesarios para manejar su enfermedad.

Estos autocuidados consisten en combinar la medicación con una serie de medidas cotidianas generales que se adecuan a cada situación: alimentación saludable, hacer ejercicio físico, mantenerse sin fumar, evitar o limitar el alcohol, manejar las emociones y controlar el estrés.

Actualmente, en Navarra hay 108.000 pacientes con enfermedades crónicas (79.600 del área de Pamplona, 17.000 del área de Tudela y 11.400 del área de Estella) con una o varias patologías crónicas consideradas como prioritarias (insuficiencia cardíaca, demencia, EPOC, enfermedad cerebrovascular, asma, cardiopatía isquémica, insuficiencia renal y cirrosis).

Cabe destacar, además que, con objeto de proteger a estos pacientes, Atención Primaria ha reorganizado su actividad. Las y los profesionales de los Centros de Salud y Consultorios atienden, de manera presencial, aquellos procesos no demorables en personas con enfermedades crónicas. Asimismo, para minimizar contactos, se está priorizando la atención telefónica.

Alimentación saludable, ejercicio físico y manejo de emociones

En relación a la alimentación se recomienda que sea saludable y que se base en verduras y frutas combinadas con cereales, mejor integrales y algo de legumbre, pescado, huevos o carne.

Se recomienda comer con poca sal o sin sal, según lo indicado, y emplear productos bajos en grasas, evitando embutidos y conservas, sopas de sobre, pastillas de avecrem, salsas, alimentos precocinados o congelados, aceitunas, patatas fritas etc.

Hacer ejercicio físico es otra de las recomendaciones del ISPLN. En este sentido, si se puede, moverse en casa y realizar un programa de ejercicio físico acorde a la indicación médica que se le haya planteado a cada cual. La recomendación que suele incluir ejercicios de cuatro tipos:

• Ejercicios de resistencia del corazón y los pulmones: andar, bailar, bicicleta estática…

• Ejercicios de fuerza: levantar objetos, subir escaleras, hacer pesas, tabla de ejercicios…

• Ejercicios de flexibilidad: estiramientos de las diferentes partes del cuerpo.

• Ejercicios de equilibrio: sostenerse en un pie y luego en el otro, levantarse de la silla sin agarrarse.

Se pueden emplear los videos del Programa de ejercicio en casa del ISPLN o los del Programa Estilos de vida saludable del Mnisterio de Sanidad.

Asimismo, desde el ISPLN se considera fundamental mantenerse sin fumar y evitar estar en espacios de la casa con humo. De igual modo, se recomienda evitar o limitar el alcohol, cuanto menos mejor; incluso, en algunas enfermedades, puede estar contraindicado.

Con objeto de menejar las emociones y controlar el estrés se recomienda utilizar para informarse solo fuentes oficiales. La información puede ser cambiante porque se adecúa a cada situación, a cómo evoluciona la pademia, a los resultados de los estudios, etc.

Asimismo, es fundamental establecer rutinas diarias, las que mejor le vayan a cada cual, y apoyarse en el grupo familiar y en otra gente: teléfono, whatsapp, redes sociales…

Se sugiere realizar actividades agradables que se puedan hacer en casa y que pueden ayudar a descargar la tensión física y emocional: ejercicios de relajación, respiración, masaje, música, lectura

La atención a pacientes crónicos: una atención integral

La Estrategia de Atención integrada a Pacientes Crónicos y Pluripatológicos tiene como objetivo ofrecer a estos pacientes una atención que incluya, además de asistencia médica, otros aspectos como la prevención de complicaciones, los autocuidados y el entorno social, favoreciendo la continuidad asistencial para evitar servicios innecesarios. Pretende fomentar los autocuidados y la atención domiciliaria, para lo que se apoya en las nuevas tecnologías: telemonitorización, consultas no presenciales, etc.

La responsabilidad fundamental de la atención a los pacientes crónicos corresponde a Atención Primaria. Se han definido elementos de apoyo para poder garantizar una mejor atención, menos fragmentada, con participación activa de los pacientes en la toma de decisiones de su propia enfermedad, atención más cercana a su entorno y atención proactiva, intentando detectar precozmente las descompensaciones de su enfermedad y estableciendo circuitos rápidos de atención en caso de descompensaciones.

Asimismo, se potencian nuevos roles profesionales como la enfermera gestora de casos, enfermera de enlace hospitalario y enfermera de consejo. De igual modo, los pacientes crónicos pueden ser derivados a las Unidades de Referencia Hospitalaria, actualmente incorporadas en los Servicios de Medicina Interna de los Centros Hospitalarios de Estella y Tudela y en algunas Unidades del Complejo Hospitalario, unidad del pluripatológico, de demencia de insuficiencia cardíaca .

Se ha desarrollado un entorno de historia clínica compartida por Atención Primaria y Atención Especializada para la atención de estos pacientes. De igual modo, se han desarrollado también cuadros de mandos clínicos como herramienta de ayuda a los profesionales para garantizar una mejor atención a estos pacientes, así como la realización de actividades educativas en autocuidados para pacientes y familias en Atención Primaria y Especializada y en la Escuela de Pacientes.

Esta Estrategia se inició con una fase piloto que se llevó a cabo en cinco centros de salud (San Juan – Pamplona; Tafalla; Ultzama; Estella y Tudela Oeste), con la participación del Complejo Hospitalario de Navarra, Hospital García Orcoyen de Estella, y Hospital Reina Sofía, de Tudela; los centros de Salud Mental de referencia y los equipos de apoyo domiciliario de cuidados paliativos del Hospital San Juan de Dios. Se incluyeron pacientes pluripatológicos moderados-severos (con más de 3 patologías), con insuficiencia cardíaca moderada-severa y con demencias de cualquier severidad, con una media de edad de 83 años. La población diana de este proyecto piloto fueron un total de 2.442 pacientes. Durante un año, se ha impulsado la atención de enfermería, domiciliaria, la actividad no presencial y la hospitalización domiciliaria, modalidades de atención más cercanas al entorno de paciente.

El análisis de los resultados indica que se ha conseguido reducir la tasa de urgencias hospitalarias, el número de reingresos a los 30 días de alta y en los pacientes pluripatológicos han disminuido las hospitalizaciones potencialmente evitables. Además, el 70% de los profesionales involucrados considera que la atención a los pacientes crónicos ha mejorado. Igualmente, se han realizado encuestas de satisfacción en pacientes y cuidadores, quienes valoran positivamente la atención recibida.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies