Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Arrojar toallitas por el inodoro provoca atascos de redes y encarecen un 15% su mantenimiento

NAVARRAINFORMACIÓN.ES

l consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Bernardo Ciriza, y el director de Comunicación de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, Arturo Ruiz de Azagra, han presentado esta mañana en el aula de educación ambiental de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Arazuri la campaña programada con motivo del Día Mundial del Retrete, que se celebra mañana martes 19 y cuyas acciones se llevarán a cabo durante esta semana

El Día Mundial del Retrete, impulsado por la Naciones Unidas, pretende hacer un llamamiento para que se tomen medidas a favor de aquellas personas que no poseen un sistema adecuado de saneamiento residual y para alcanzar el reto promovido en el Objetivo 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: saneamiento para todas las personas en 2030.

La campaña impulsada por AEAS (Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento), a la que se adhieren NILSA (Navarra de Infraestructuras Locales, S.A.) y la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, pretende sensibilizar a la ciudadanía sobre el uso correcto del inodoro para no convertirlo en una papelera y evitar costes en forma de atascos, principalmente por las toallitas húmedas.

Cabe recordar que los elementos de higiene íntima, los bastoncillos y las toallitas arrojados al retrete representan un grave problema en el mantenimiento de la red de abastecimiento y saneamiento. Las toallitas obstruyen infraestructuras públicas como redes de alcantarillado, equipos de bombeo y depuradoras, lo que encarece un 10-15% el mantenimiento, tratamiento y depuración de las aguas residuales. Esto supone solo en España un sobrecoste de 230 millones de euros anuales, entre 4 y 6 euros por persona al año.

En este sentido, Bernardo Ciriza ha señalado que en Navarra se registra una media de un atasco en colectores de saneamiento al día. “En los últimos diez años NILSA, empresa pública adscrita al Departamento de Cohesión Territorial, ha atendido más de 3.100 averías de este tipo, que constituyen unas de las más frecuentes”, ha precisado el consejero.

Ciriza ha destacado que las conducciones de agua son unas de las infraestructuras más sensibles del entramado urbano, por lo que evitar un uso inadecuado del inodoro repercute en “un mayor respeto al medio ambiente, además de un ahorro económico y un mayor civismo hacia las dotaciones públicas”.

Por su parte, Arturo Ruiz de Azagra ha destacado que el inodoro no es una papelera ni un contenedor de residuos. El único residuo no fisiológico que puede desecharse por él es el papel higiénico. Todos los demás –toallitas, bastoncillos productos de higiene íntima entre otros–, generan un grave riesgo de atascos y un serio problema en la depuración cuya solución es difícil y muy costosa en términos ambientales y económicos.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies