Últimas noticias

Las depresiones se cronifican con la edad y la soledad, según un estudio

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam) revela que los problemas depresivos se vuelven crónicos en la edad anciana y se relacionan y agravan con los sentimientos de soledad

Los investigadores han contrastado que existe “una alta probabilidad” de cronificación de los problemas depresivos en la tercera edad, después de haber analizado una muestra de más de 40.000 personas mayores de 65 años, procedentes de once cohortes de población general de todo el mundo.

En concreto, los participantes en el estudio procedían de 15 países europeos, entre los que figura España; además de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y México, según recoge la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) en una nota.

Los participantes fueron encuestados a lo largo de 18 años sobre aspectos sociodemográficos, problemas de salud y factores socioemocionales, como hábitos de vida y síntomas depresivos.

El estudio se ha llevado a cabo bajo un método estadístico basado en modelos multi-estado, según apunta el investigador Alejandro de la Torre Luque, que lideró el proyecto.

El análisis fue realizado con la colaboración de investigadores del Parc Sanitari Sant Joan de Deu (Barcelona), de la Universidad de Edimburgo y el King’s College London (Reino Unido), dentro del proyecto Athlos, que está financiado por la Comisión Europea dentro del marco Horizonte 2020.

Los resultados, publicados en la revista internacional “Acta Psychiatrica Scandinavica”, sostienen que en torno al cinco por ciento de los participantes mostraron al menos un episodio de síntomas depresivos, y que existía una probabilidad del 27 por ciento de que el episodio depresivo se repitiera en un posterior momento de seguimiento, generalmente a los dos años.

En resumen, que “en uno de cada cuatro personas con un episodio depresivo este persistía en el siguiente momento de seguimiento”, detallan los autores.

Como predictores con mayor efecto para mostrar un episodio depresivo y su persistencia destaca la soledad, principalmente, pero también la presencia de problemas de sueño, la fatiga crónica o el hecho de enviudar.

Los investigadores consideran que este trabajo presenta “importantes implicaciones” para desarrollar propuestas terapéuticas hacia factores específicos, como la soledad o los problemas de sueño, que pueden ser “modificables” y, así, ayuden a “reducir y eliminar la sintomatología depresiva en la edad anciana”. EFE

Soledad, olvido y muerte: ¿qué falla en una sociedad hiperconectada?

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies