Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El presidente de los oncólogos europeos pide un papel “esencial” para la ciencia

El oncólogo valenciano Andrés Cervantes, elegido presidente de la Sociedad Europea de Oncología (ESMO) para el periodo 2022-2023, advierte de que en los últimos diez años el tejido investigador “ha sufrido mucho” y es necesario consolidar a la ciencia “como un aspecto esencial de la sociedad”

Cervantes, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Clínico de Valencia y director del Instituto de Investigación Sanitaria Incliva, asegura en una entrevista con la Agencia Efe que una sociedad “intelectualmente rica y comprometida con su futuro” tiene un compromiso con su investigación y el conocimiento.
“Generar conocimiento nos va a colocar en un futuro mejor”, asegura el oncólogo valenciano, que señala que esto requiere un modelo donde parte de la riqueza que potencialmente genera un país se aplique en esta área de desarrollo, aunque reconoce que esto “siempre es mejorable”.
Asegura que la investigación y los avances en oncología “se están produciendo a nivel global” con el objetivo de “mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con cáncer”.
Desde la Sociedad Europea se pretende diseminar una mejor educación en cáncer y hacer que el sistema sanitario sea sostenible y haya una equidad de acceso a todos los tratamientos potenciales, independientemente de las áreas geográficas donde vivan los pacientes.
Destaca que el reto de la ESMO, que actualmente tiene más de 23.000 miembros, un 55 % europeos y el resto de otros países del mundo, es crear “una sociedad global”, aunque afirma que dentro de esa globalidad hay sistemas que están “lejos de la equidad”.
En España, donde la responsabilidad de la sanidad recae en las comunidades autónomas, los problemas de financiación que éstas pueden tener “puede generar que haya diferencias en el acceso a medicamentos”.
“Las crisis económicas siempre tienen un efecto sobre lo más frágil, y nuestro sistema de investigación, como tiene una financiación limitada, es ciertamente frágil”, señala el también catedrático de Medicina de la Universidad de Valencia.
Y en los últimos diez años, recalca, “nuestro tejido investigador ha sufrido mucho porque el número de personas que han tenido acceso al inicio de la carrera de investigadores es más limitada, y los que estaban dentro han tenido muchas dificultades para conseguir proyectos”.
“En ciencia se lucha por conseguir objetivos, proyectos nuevos y financiación”, subraya Cervantes, que recuerda que los clásicos de la economía del siglo XVIII decían: “En épocas de bonanza hay que ahorrar y en épocas de crisis, invertir”.
“Siempre es un buen momento para un gran pacto, un gran acuerdo, donde primen los intereses de los pacientes y la sostenibilidad del sistema sanitario”, defiende.
También ve un “problema” que muchos investigadores salgan fuera de España y muy pocos vuelvan, y al respecto señala que la educación universitaria “es muy buena y genera que gente con talento sienta la llamada de otros países que dan muchas facilidades. Promover que nuestro talento vaya a otros sitios es un flaco servicio que hacemos a la sociedad”.
El director del Incliva, entidad que ha iniciado una campaña para pedir a ciudadanos y empresas ayudas para la investigación, cree que en España falta esa cultura de mecenazgo pero se está iniciando el concepto de responsabilidad social corporativa (RSC), donde cualquier entidad que genera recursos económicos tiene que dedicar una parte de sus ganancias a la mejora global de la sociedad.
“Queremos aprovechar este nicho para poder hacer ver que el Incliva tiene capacidades y la ilusión y el compromiso de llevar ese talento en la mejora de la salud de los ciudadanos”, indica.
Cervantes, el cuarto español que accederá a la presidencia de la Sociedad Europea, destaca el nivel y la trayectoria que tiene en España la especialidad oncológica y subraya que mientras la oncología médica se aceptó como especialidad en la Unión Europea en 2011, en España se hizo en 1980 y está “consolidada” gracias al sistema de formación MIR. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies