Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El crimen de la viuda de Sala fue “imposible” sin el yerno, según la Policía

El asesinato de María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de Caja Mediterráneo (CAM) Vicente Sala, hubiera sido “imposible” sin la participación activa de su yerno y único acusado, Miguel López, según el grupo de Homicidios de la Policía Nacional

“No pudo ser otra persona”, ha recalcado el jefe de esta unidad especializada en crímenes del Cuerpo Nacional de Policía a las seis mujeres y tres hombres que forman el jurado durante la novena sesión del juicio que se sigue en Alicante contra López, a quien se pide 24 años de cárcel por el asesinato de su suegra, cometido en el concesionario que él dirigía el 9 de diciembre de 2016.
Lo ha hecho en una larguísima testifical, que se ha prolongado durante casi cuatro horas, hasta pasadas las 14.25 horas.
Con categoría de inspector y licenciado en Derecho, este mando policial que actualmente no dirige Homicidios en Alicante ha relatado que todos los indicios apuntan a la autoría de López, toda vez que se ha descartado la actuación de otras personas, como un sicario, o el móvil del robo.
Entre las “contradicciones y silencios” que ha enumerado a preguntas del fiscal y la acusación particular en relación a López, que fue el último que vio a la víctima, quien le entregó las llaves del coche aunque no acostumbraba a hacerlo con nadie y quien lo había estacionado en un punto oscuro y pegado a la pared, el único sin cámaras de vigilancia.
También que “apagó o puso en modo avión” su teléfono móvil entre las 17.48 y las 18.48 horas (coincidiendo con el crimen y sin posibilidad de localización por las antenas repetidoras) y que “nunca” él o su esposa preguntaron a la Policía en los meses posteriores por el avance de la investigación policial.
Este detalle ha sido destacado por el entonces jefe de Homicidios ya que lo ve absolutamente inhabitual, y ha aclarado que los únicos familiares que sí preguntaban continuamente fueron el hijo primogénito de Vicente Sala y María del Carmen, Vicente Sala Martínez (que ejerce la acusación particular), y la hermana de la fallecida, que formaban parte de uno de los “bandos” de la familia frente al otro compuesto por las tres hermanas, incluida la esposa del acusado.
El policía ha recalcado que López fue el único miembro de la familia que no se refirió en ningún momento a las malas relaciones entre las hermanas con su suegra e, incluso, que dio a entender que pudo ser un robo, pese a que “no podía verla” porque las citadas relaciones estaban “podridas” al “odiarse por dinero”.
También ha informado al jurado que López “mintió” cuando dijo que estaba junto a su mujer (la hija pequeña de los Sala-Martínez, Eva Fuensanta Sala Martínez ‘Fanny’) cuando un empleado le telefoneó para comunicarle lo sucedido y también sobre que, con el teléfono apagado e hipotéticamente sin saber nada, condujo tranquilamente del lugar del crimen a su domicilio y regresó al poco “cagando leches” ya que se ha documentado que en el primer trayecto tardó 9 minutos y en el segundo 14.
Otro de los hechos que levantó en un principio las sospechas de la Policía fue que López acudió a la reconstrucción del crimen (antes de ser detenido) con un abogado, algo que no es habitual.
El policía ha explicado que la “ejecución” del asesinato denota “nerviosismo y ansiedad” por parte del autor ya que el segundo disparo entró por la mandíbula pero no fue de gravedad vital, cuando lo normal en un profesional habría sido apuntar a la nuca.
De hecho, falleció desangrada y “ahogada por su propia sangre” y no por los impactos de bala.
La acusación particular ha centrado parte de su intervención en la lectura de mensajes por Whatsapp entre López y su esposa, ‘Fanny’, en el momento en que ella estaba en reuniones de la junta de accionistas y del consejo de administración de las empresas familiares antes del asesinato en los que, desde el exterior, él dirigía las intervenciones de su mujer para defender los intereses de su bando frente al de su suegra y el primogénito.
La defensa ha hecho hincapié en que López no era un experto tirador (sus ensayos anuales por su afición de tiro olímpico tenían una puntuación de 166 sobre 300) y ha puesto en duda que la Policía sepa cuál ha sido la pistola usada, ya que no ha aparecido el arma.
En este punto, el policía ha admitido que no se tiene constancia de que López hubiera comprado una pistola o un silenciador.
Las preguntas del letrado de López han puesto en cuestión que se desechara la opción del robo, así como las dimensiones del perímetro que se acotó en el concesionario Novocar para recabar pruebas de la escena del crimen y que no se investigara el teléfono del primogénito, Vicente Sala Martínez. EFE

Miguel López, yerno de la viuda de Sala, se acoge a no declarar en el juicio por el crimen de su suegra

Detenido un yerno de la viuda del expresidente de la CAM como supuesto autor del crimen

Matan de dos disparos en la cabeza a la viuda del expresidente de la CAM

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies