Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Pleno del Parlamento de Navarra rechaza el proyecto de Ley de Cuentas Generales de Navarra de 2015

El Pleno del Parlamento de Navarra rechaza el proyecto de Ley de Cuentas Generales de Navarra de 2015

NAVARRAINFORMACION.ES

El Pleno del Parlamento ha rechazado hoy, con los votos en contra de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu, PSN e I-E y las abstenciones de UPN y PPN, el proyecto de Ley de Cuentas Generales de Navarra de 2015

Este proyecto de presupuestos constituye la tercera y última prórroga de los Presupuestos de 2012 (cifrados en 3.837,72 millones), los últimos aprobados con anterioridad a los de 2016. En los que el 81% de los gastos fueron corrientes y la deuda del sector de la Administración Pública, a efectos de estabilidad presupuestaria, asciende a 3.322 millones, 125 más que en 2014

Según el informe remitido en su día por la Cámara de Comptos, las cuentas generales de Navarra de 2015 ofrecen una visión general sobre la situación económico-financiera de la Administración Foral. Recoge las cuentas del Gobierno de Navarra y sus organismos autónomos, el Consejo de Navarra, las sociedades y fundaciones públicas, el Parlamento y sus órganos dependientes: Cámara de Comptos y Defensor del Pueblo).

Gastos e ingresos

En cuanto a las cuentas del Gobierno de Navarra, el año pasado gastó 3.914 millones de euros e ingresó 3.876. Los gastos crecieron un 3% respecto a los datos de 2014, mientras que los ingresos aumentaron el 1%.

El capítulo más importante de gastos corresponde a las transferencias corrientes, con 1.471 millones. Le sigue personal, con 1.138 millones. Los gastos corrientes en bienes y servicios sumaron 562 millones y las inversiones continuaron descendiendo hasta niveles no conocidos hasta ahora: 92 millones.

Respecto a los ingresos, los impuestos directos suman 1.467 millones y los indirectos 1.641 millones. La tercera fuente más importante de financiación es el endeudamiento, con 447 millones.

El saldo presupuestario no financiero, diferencia entre ingresos y gastos no financieros, fue negativo en 163 millones, empeorando esa cifra respecto al año anterior. También se observa un incremento del remanente de tesorería negativo, que alcanza los 238 millones. “Esta situación –señala la Cámara de Comptos- puede generar tensiones de liquidez y solvencia a corto plazo en la Hacienda Foral”.

El porcentaje más alto de gasto va destinado a Sanidad: 24%. El segundo concepto es el Convenio con el Estado, al que se destina el 16% del gasto total. La Educación supone el 15%, la deuda pública el 11% y los servicios sociales el 6%.

Respecto a 2014 se observa un aumento del 6% en la recaudación líquida tributaria hasta alcanzar los 3.200 millones. En cuanto a los gastos, destaca el aumento en tres ámbitos: Sanidad, con 958 millones frente a los 916 del año anterior; Educación, que pasa de 568 a 580 millones; y protección social, ámbito en el que se gastaron 451 millones frente a los 442 de 2014.

Incumplimiento de objetivos de estabilidad en 2015

El informe señala que la Administración Pública de la Comunidad Foral incumplió el año pasado los objetivos de estabilidad presupuestaria, tanto en la regla de gasto como en las necesidades de financiación. Sin embargo, cumplió el objetivo de sostenibilidad financiera del ejercicio, tanto en lo referente a la deuda pública como a la deuda comercial (pago a proveedores).

Deuda del Gobierno de Navarra 

La deuda del Sector Administración Pública de Navarra, a efectos de la normativa de estabilidad presupuestaria, asciende a 3.322 millones, 125 más que en 2014. De este importe, corresponde al Gobierno de Navarra –incluida la derivada de los peajes en sombra– un total de 3.164 millones. Los 158 millones restantes son de las sociedades y fundaciones públicas. El informe remarca que el Gobierno de Navarra sigue acudiendo a financiación externa para cubrir sus gastos ordinarios y hacer frente a la deuda; eso, lógicamente, aumenta la deuda y los recursos necesarios para financiarla.

El informe ha analizado la deuda neta generada cada ejercicio en los últimos años, es decir, la diferencia entre la deuda concertada y la amortizada. En este sentido, las mayores necesidades de financiación a través de deuda se produjeron en 2010, con casi 500 millones. A partir de ese año han ido bajando progresivamente hasta los 140 millones del año pasado, ejercicio en el que se concertaron 447 millones de deuda y se amortizaron 307.

En este sentido, el informe pide una revisión sistemática de los gastos e ingresos y una redefinición de objetivos que permita equilibrar las cuentas y, de ese modo, poder comenzar a disminuir la deuda.

Convenio Económico

También se han analizado los flujos financieros derivados del Convenio Económico con el Estado; así, en 2015 Navarra pagó por la aportación a las cargas generales del Estado 618 millones. Los ingresos por ajustes en IVA e impuestos especiales ascendieron a 744 millones.

A ese respecto, el informe recomienda que, dado que el ejercicio 2015 es año base para el nuevo quinquenio de 2015 a 2019, se actualice la aportación base a las cargas generales y la metodología para el cálculo de los ajustes tributarios, según la previsión del propio Convenio.

Analizadas las cuentas de 2015, la Cámara de Comptos señala que, en general, expresan la imagen fiel del patrimonio, de la liquidación de sus presupuestos y de la situación financiera de la Administración Foral. Se apuntan, no obstante, dos salvedades referidas a la falta de un inventario valorado general de bienes y el hecho de que las cuentas generales no incluyan las obligaciones del montepío de funcionarios.

Empresas públicas

En cuanto a las empresas públicas, existen 16 con un patrimonio neto de 853 millones y una deuda de 260 millones. El resultado global del ejercicio dio 60 millones de pérdidas. Las tres sociedades que han obtenido beneficio son Tracasa, Salinas de Navarra y Posusa. Las sociedades públicas cuentan con una plantilla total de 1.061 empleados, incluidos los de alta dirección.

Al respecto, el informe recuerda que el actual Gobierno de Navarra ha aprobado nuevos criterios para retribuir a los directores de las empresas públicas, eliminando la retribución variable ligada a objetivos y fijando las retribuciones entre 55.000 y 85.000 euros brutos anuales.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies