Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Dos nuevas calles en honor al Reino de Navarra

Dos nuevas calles en honor al Reino de Navarra

El callejero de la ciudad incorpora dos nuevas denominaciones: “Plaza Jardines del Reino de Navarra” y “Ronda de la Reina Catalina de Foix”

El Ayuntamiento de Pamplona ha nombrado dos espacios del Casco Antiguo en el entorno del Archivo Real y General de Navarra que hasta ahora estaban sin denominación. Por un lado la pequeña explanada situada al oeste del edificio se llamará desde ahora “Plaza Jardines del Reino de Navarra/ Nafarroako Erresumaren Lorategietako Plaza”; por otro, en la misma zona, se llamará Ronda de la Reina Catalina de Foix / Katalina Foixkoa Erreginaren Ingurabidea el espacio que discurre por la muralla- al Norte del Archivo General-, desde esa plaza hasta la calle del Carmen (zona del Portal de Francia).

El primer espacio público, “Plaza Jardines del Reino de Navarra/ Nafarroako Erresumaren Lorategietako Plaza”, se denomina así a propuesta del Gobierno de Navarra. La plaza, con vistas sobre el Arga, se dispone en un lateral del que fuera en el siglo XII Palacio de los Reyes de Navarra, hoy Archivo Real y General de Navarra. Precisamente en ese edificio, rehabilitado en 2003 por Rafael Moneo, se deposita custodia actualmente la documentación del pasado histórico del Reino de Navarra.

Con la segunda nominación, propuesta por Alcaldía, se incorpora al callejero de la ciudad la figura de Catalina de Foix (1468-1517), reina de Navarra. Catalina al cumplir los 16 años se casó con Juan de Albret (1484), con quien gobernó y marcó impronta en la vida pamplonesa, fijando su residencia en la ciudad desde 1494, año en el que fueron coronados en la Catedral. La historiografía considera a Catalina una mujer de gran talento y energía. Bajo su reinado se intentó la reforma y modernización de la administración con objeto de reforzar la Corona. La inclinación de los reyes navarros por la política francesa y las negociaciones para casar a su primogénito Enrique, Príncipe de Viana, con una hija de Luis XII de Francia, fueron los argumentos que esgrimió Fernando el Católico para ordenar la entrada del Duque de Alba en Pamplona el 25 de julio de 1512.

Las placas de señalización serán instaladas próximamente terminando con el proceso de denominación de esa zona.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies