Últimas noticias

Jesús Ilundáin ‘El Tuli’ lanzará el Chupinazo de los Sanfermines 2016 tras obtener el 40,3% de los apoyos en la votación popular organizada por el Ayuntamiento

NAVARRAINFORMACION.ES

 

Un total de 9.830 personas empadronadas en Pamplona ha votado en este proceso participativo puesta en marcha por primera vez

Jesús Ilundáin ‘El Tuli’ será el encargado de prender la mecha del Chupinazo el próximo 6 de julio desde el balcón de la Casa Consistorial. Así lo han decidido el 40,3% de las 9.830 personas empadronadas en Pamplona que han participado en la votación popular, que por primera vez se ha organizado para elegir quien lanza el Chupinazo.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y el propio ‘El Tuli’ han estado presentes en la rueda de prensa convocada para dar a conocer la candidatura ganadora en este proceso participativo. Concurrían seis candidaturas, que contaban con el aval de la Mesa General de los Sanfermines: ‘El Tuli’, París 365, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la Federación de Peñas, el Grupo Sanfermines en Igualdad y el grupo de Danzas Oberena.

En total se han recibido 9.830 votos. La candidatura de ‘El Tuli’ ha obtenido 3.960, un 40,3%. El segundo lugar ha quedado la Fundación Gizakia Herritar – París 365 con 1.766 votos, un 18%. La tercera propuesta ha sido la de la Federación de Peñas con 1.759 votos, un 17,9%. El cuarto puesto ha sido para el grupo Sanfermines en Igualdad con 877 votos (8,9%), el quinto para el grupo de danzas Oberena con 825 votos (8,4%) y en sexta posición ha quedado la PAH con 643 votos (6,5%). El 87,5% de los votos recibidos (8.604) han llegado a través de la web municipal, 884 a través del 010 y 342 en las urnas de los civivox. El día que se abrieron las votaciones, el 10 de julio se registró un tercio de la participación, con más de 3.200 votos recibidos.

La candidatura de ‘El Tuli’ fue propuesta por la Asociación de Empresarios de Comercio, Hostelería y Servicios del Ensanche de Pamplona y por la Asociación Cultural Gigantes de Pamplona. En las propuestas de la candidatura, además de los méritos individuales de ‘El Tuli’, se quiere reconocer también a la gente anónima de una generación que, con su carácter e ilusión, forjó unas fiestas que ahora no serían las mismas. Se trata de una generación que popularizó unas fiestas desde la sencillez y desde el ingenio, en una época dura y difícil, con el único afán de divertirse.

Jesús Ilundáin Zaragüeta, ‘El Tuli’, nació el 21 de marzo de 1931 en la calle Jarauta. Es el socio número 1 de la peña Los de Bronce, fundada en 1950, de la que fue presidente en los años 70. Como peñista y amante de los Sanfermines, participa de manera activa en ellos en fiestas y también durante todo el año, celebrando cada día de escalera y promoviendo actividades para mejorar el ambiente en la peña. Antes de formar parte de Los de Bronce, fue socio de los Iruñako.

Durante las fiestas participa en infinidad de actos, recorriendo las calles con la charanga de la peña, ya sea de mañana, de tarde o de noche, incluso tocando el bombo, o con su presencia en las dianas. Es miembro de la Corte de San Fermín, por lo que tampoco se pierde la procesión del santo el 7 de julio, aunque haya trasnochado. A sus 85 años asiste a diario a todas las corridas de toros en la plaza, ocupando la misma localidad que cuando iba de joven con su cuadrilla.

Otro de sus méritos, quizá el más reconocido a nivel local, nacional e internacional por la repercusión e historia que tiene, es que es uno de los ‘culpables’ de que minutos antes de cada encierro se le cante a San Fermín en la hornacina de la cuesta de Santo Domingo. ‘El Tuli’, junto a otro pamplonés amigo suyo, se arrodillaron frente a los corrales (ya que no existía entonces hornacina) y comenzaron a cantar “A San Fermín pedimos…” Como corredor, empezó a participar en los encierros con unos 15 años corriendo en Estafeta, pero prefirió después el tramo de Santo Domingo, donde fue habitual hasta los años 60.

Por primera vez, el alcalde de Pamplona ha delegado la elección de quién tira el Chupinazo. Joseba Asiron delegó esa competencia en la ciudadanía o, a través de las asociaciones de la Mesa General de Sanfermines. El sistema de articuló en dos fases: un plazo para las propuestas en esa Mesa y otros de votación popular de la ciudadanía. Las candidaturas se podían formalizar sobre personas físicas o jurídicas que, desde el ámbito social, académico, científico o cultural hayan realizado aportaciones a la ciudad de Pamplona. Quedan excluidos los partidos políticos, las organizaciones sindicales o empresariales y las confesiones religiosas.

El medio centenar de asociaciones presentes en la Mesa General de San Fermín son las encargadas de presentar las candidaturas, que debían contar con una breve memoria de los meritos que la avalan, además de la autorización expresa de la persona o entidad para la que se quiere ese honor. Las propuestas que obtienen al menos un tercio de las asociaciones y entidades de la Mesa pasan, entonces, a votación pública.

Al igual que ocurre con la votación popular para el cartel de San Fermín, el Ayuntamiento ha habilitado tres vías para depositar los sufragios: la web municipal www.pamplona.es, el Teléfono de Atención Ciudadana 010 (948 420 100 si se llama desde móvil o desde fuera de Pamplona) o el voto en urna, presencial, en los siete centros de la red Civivox. En este caso solo podían votar empadronados en Pamplona mayores de 18 años.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies