Últimas noticias

Valls pide el fin de las grandes manifestaciones en París tras los disturbios

El primer ministro francés, Manuel Valls, pidió hoy a los opositores a su reforma laboral que no vuelvan a organizar grandes manifestaciones en París, como la de ayer, por los disturbios que se produjeron y que a su juicio son resultado de la «actitud ambigua» de los sindicatos con los violentos.

Valls, en una entrevista a la emisora «France Inter», minimizó la movilización de ayer, ya que según sus cifras hubo «menos manifestantes» que en las convocatorias precedentes, y reiteró que no modificarán los puntos esenciales de su reforma laboral.

«No podemos tener manifestaciones así en París en las próximas semanas», afirmó antes de pedir a la Confederación General del Trabajo (CGT), que lidera las protestas a renunciar a nuevas convocatorias de marchas como la de ayer en la capital, en la que hubo al menos 58 personas arrestadas por altercados, con 29 policías y 11 manifestantes heridos.

Denunció la «falta de responsabilidad» de la CGT y en particular «la actitud ambigua del servicio de orden», en un contexto marcado por la celebración hasta el 10 de julio de la Eurocopa de fútbol en Francia, que además está en alerta terrorista.

Preguntado sobre si el Gobierno llegará a prohibir ese tipo de marchas, respondió que no se puede tomar una decisión genérica pero avisó de que «nosotros asumiremos, caso por caso, nuestras responsabilidades».

El primer ministro señaló que en la manifestación de ayer había «de 700 a 800» manifestantes violentos «que querían sin duda matar» a los policías.

En paralelo a sus comentarios sobre las algaradas, Valls insistió en que «el Gobierno no cambiará» el texto de su proyecto de ley de reforma laboral, que «es el resultado de un compromiso con los sindicatos reformistas» y que «es bueno para las empresas, bueno para los asalariados».

Además, señaló que si el Ejecutivo renunciara a la reforma, eso significaría «la victoria de los que bloquean en la calle» o de la oposición de derechas que si llega al poder pondrá en práctica su «visión ultraliberal de la sociedad».
Según la policía, la manifestación de ayer reunió a 80.000 personas, menos que algunas de las ocho convocatorias precedentes contra la reforma laboral.

Sin embargo, para la CGT fue la convocatoria más masiva, ya que participaron más de un millón de personas. EFE

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies