Últimas noticias

Las policías de Navarra realizarán la próxima semana una campaña de control del uso de la bicicleta

En la última campaña de control de velocidad se denunció al 5,18% de los conductores controlados

La Policía Foral, la Guardia Civil y policías locales de Navarra realizarán entre los próximos días 27 de abril y 3 de mayo una campaña sobre control del uso de la bicicleta, con el fin de reducir el número de siniestros en los que estén implicados ciclistas, así como sus consecuencias.

Esta campaña forma parte del Plan de Acción 2015 de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial. Los controles, que serán conjuntos y coordinados entre todos los cuerpos policiales, se realizarán tanto en carreteras como en vías urbanas.

Ante un accidente entre vehículos motorizados y ciclistas, el mayor damnificado siempre es el ciclista, por lo que es conveniente extremar las precauciones al máximo, aunque tenga las mismas obligaciones y derechos que el resto de conductores.

Cabe indicar que los puntos importantes a controlar en una bicicleta son: el estado de las cubiertas de las ruedas, los frenos, los sistemas de iluminación y las holguras de los diferentes rodamientos, especialmente la dirección.

Además, recordar que es obligatorio el uso del casco cuando se transite por vías interurbanas, así como para menores de 16 años en vías urbanas. La norma establece que el ciclista tiene que respetar los límites de velocidad fijados para cada vía, sin repasar los 45 km/h, velocidad máxima a la que pueden circular las bicicletas. Sobrepasar este límite puede acarrear el pago de una multa, por lo que es recomendable usar un velocímetro, aunque no es obligatorio.

También es reseñable que no está permitido circular en bicicleta utilizando el teléfono móvil o haciendo uso de uno o varios auriculares. El incumplimiento de esta norma conlleva el pago de una multa de 200 euros.

Por último, es importante subrayar que circular en bicicleta bajo los efectos del alcohol o de otras sustancias psicotrópicas es una falta grave que acarrea el pago de una multa de 500 euros. La tasa máxima de alcohol en sangre que se les permite a los ciclistas es de 0.5 g/l, 0.25 mg por cada litro de aire expirado, y los ciclistas están obligados a detenerse y a someterse a la prueba de alcoholemia en caso de ser requeridos. No hacerlo conlleva una multa de 500 euros.

Balance de la última campaña de control de velocidad

Por otro lado, durante los pasados días 13 al 19 de abril, la Policía Foral y la Policía Municipal de Tudela realizaron una campaña de control de velocidad en vías interurbanas, urbanas y travesías.

Los agentes controlaron a un total de 30.281 vehículos, de los que se denunció a 1.569, lo que representa un 5,18% de los conductores controlados.

En concreto, en vías interurbanas se controló a 28.089 vehículos, de los que denunció a 1.470.

En vías urbanas y travesías, se controló a 2.192 vehículos, de los que se denunció a 99.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies