Últimas noticias

Encuentran dos escopetas de balines y un machete en el registro en casa del menor

Los Mossos analizan el ordenador familiar para saber las páginas que visitó y descubren un croquis que podía ser del instituto y dibujos de monstruos con la frase «tenemos que matarlos a todos» escrita debajo

El alumno de 13 años del instituto Joan Fuster de Barcelona que este lunes presuntamente mató a un profesor tenía en su domicilio un machete, dos escopetas de balines, dibujos violentos y un croquis, según han informado a  fuentes de la investigación, tras el registro por parte en la casa familiar del menor.

Según estas últimas informaciones, la ballesta con la que irrumpió en el centro escolar, pertenecía a su padre, que la tenía desde hace 20 años.

Fuentes judiciales explicaron que la ballesta que el menor llevó al instituto se la regalaron al padre hace más de 20 años y que la tenían guardada en otra casa. Los padres, que estaban muy afectados, indicaron que habían llevado a un psicólogo al menor y que tenía una vida normal ya que se relacionaba con chicos con los que coincidía en el equipo de hockey, deporte que había practicado.

Por otro lado, el joven podría ingresar en un centro de menores durante dos o tres años para acabar la ESO con «recursos especializados» y «bajo atención continuada», a través de un régimen flexible para estudiar, ha señalado la consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau. El joven ya había recibido tratamiento psicológico.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, la consellera ha comentado que el área de Bienestar Social ofrece a este tipo de personas «un tratamiento de manera continuada que deberá cumplir hasta que esté preparado para volver con la familia, tener una relación normal y seguir adelante».

También Rigau ha dicho que el menor no puede volver al mismo instituto, pero ha defendido que éste «debe poder volver a una situación de normalidad progresiva». Ha señalado que el adolescente había registrado una bajada del rendimiento académico que le llevó a un seguimiento especial por parte de familia y profesores.

«Parece que el Hospital Sant Joan de Déu confirma que sufrió un brote psicótico«, ha dicho Rigau, que ha indicado que el menor no veía a los agredidos y actuó imbuido por un arrebato inexplicable.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies