Últimas noticias

Hoy confirman la muerte del etarra Bolinaga en su casa

Hoy confirman la muerte del etarra Bolinaga en su casa
Bolinaga mostrando su falta de arrepentimiento ante las cámaras "No me arrepiento de nada"
Bolinaga mostrando su falta de arrepentimiento ante las cámaras “No me arrepiento de nada”

El etarra Jesús María Uribetxeberria Bolinaga ha muerto esta madrugada en su casa de Mondragón “por el cáncer terminal” que padecía, según ha confirmado el Ministerio del Interior

Bolinaga estaba condenado a 178 años de cárcel por el asesinato de tres guardias civiles y a 32 años por el secuestro de José Antonio Lara. El gobierno le concedió salir de la cárcel al considerar que el cáncer que padecía era terminal. Bolinaga, no obstante, según sus propias demostraciones públicas, ha gozado de dos años y medio en su casa y en la calle.

Según los forenses no llegaría al año de vida, por lo que en agosto de 2012. Se le concedió la libertad condicional y salió de prisión por «razones humanitarias» en un excarcelación no exenta de polémica, con reacciones contrarias y encontradas (a esta puesta en libertad) de las víctimas del terrorismo, facultativos, ciudadanos, ambito judicial y político.

Bolinaga fue condenado en sentencia firme por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara y los asesinatos de los guardias civiles Mario Leal Vaquero, Antonio López y Pedro Galmares. Cuando fue detenido, el etarra se negó a revelar el paradero Ortega Lara, que aún estaba secuestrado —532 días duró su cautiverio—. El comentario de Bolinaga fue: «Que se muera de hambre ese carcelero».

En la actualidad, se estaba investigando su implicación en el asesinato de un guardia civil en 1986. La Fiscalía de la Audiencia Nacional había solicitado 29 años de prisión para él por este crimen. Por estos hechos, el juez instructor, Ismael Moreno, había decretado el 3 de abril de 2014 el arresto domiciliario de Bolinaga. Sin embargo, el pasado 18 de junio, la sección segunda de la Sala de lo Penal revocó la medida de arresto y le dejó en libertad provisional al considerar desproporcionada esta medida.

Hay que decir que Bolinaga, mostrando un mejorado aspecto y haciendo uso de la libertad plena, nunca se arrepentió de sus crímenes e incluso recientemente así lo reiteró ante una cámara de IntereconomíaTV:  “No me arrepiento de nada”, dijo el etarra ya en libertad por enfermedad.

Imagen que mostraba Bolinaga unos día antes de concederle la libertad por enfermedad terminal
Imagen que mostraba Bolinaga unos día antes de concederle la libertad por enfermedad terminal

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies