Últimas noticias

El Parlamento foral aprueba la reforma fiscal, que se aplicará el 1 de enero

El Parlamento foral aprueba la reforma fiscal, que se aplicará el 1 de enero
Parlamento Foral de Navarra.
Parlamento Foral de Navarra.

El pleno del Parlamento de Navarra aprobó ayer la reforma fiscal presentada por el PSN, que recabó el apoyo de UPN y PPN, mientras que votaron en contra Bildu, Aralar-NaBai, Izquierda-Ezkerra y Geroa Bai. Las modificaciones introducidas en los diversos impuestos comenzarán a aplicarse a partir del 1 de enero de 2015.

En lo relativo al IRPF, la reforma establece una reducción de tipos a todas las rentas, especialmente a las bajas y medias, que se sitúan en los niveles de 2011. Además, se deflacta la escala un 3% para las rentas bajas y medias, de forma que se impide que la inflación incremente la carga fiscal. Para las rentas altas, el tipo máximo impositivo (a partir de 300.000 euros) se reduce del 52 al 48%.

En el Impuesto de Sociedades se rebaja el tipo nominal de las grandes empresas del 30 al 25 por ciento, mientras que el tipo de las medianas empresas pasa al 23 por ciento, y el de las pequeñas empresas se reduce del 20 al 19 por ciento.

Igualmente, se fija un suelo mínimo efectivo del 10 por ciento, que puede llegar a ser del 7 por ciento en caso de que la empresa cree empleo, realice inversiones o actividades de I+D.

En cuanto a la tributación del ahorro, los primeros 6.000 euros cotizarán al 19%, se establece una escala intermedia hasta 12.000 euros, a la que se gravará al 21%, y a partir de ahí el tipo será del 23%.

Modificación del Impuesto de Patrimonio

En Impuesto sobre el Patrimonio se incrementa el mínimo exento de 311.023 a 800.000 euros, se eleva en consecuencia el umbral de tributación de un millón a un millón y medio y suaviza el escudo fiscal. Este escudo está concebido para evitar gravar en demasía a los contribuyentes con mucho patrimonio y poca renta. Pone en relación la cuota íntegra del Impuesto del Patrimonio con la del Impuesto sobre la Renta, de modo que la suma de ambas no podrá superar ahora el 65% (está en el 60%) de la base imponible del IRPF. Además, se reduce del 80 al 75% la posibilidad de aminorar la cuota del Impuesto del Patrimonio cuando se sobrepase el límite del escudo fiscal.

UPN y PSN valoran la aprobación

En el debate en pleno, el portavoz de UPN, Carlos García Adanero, ha indicado que este es uno de los proyectos “más importantes que vamos a aprobar esta legislatura, porque afecta de forma muy positiva al conjunto de los ciudadanos”. No obstante, ha considerado que “no es la mejor ley fiscal que se puede presentar”. “Nosotros hubiéramos presentado otras cosas y hubiéramos mejorado la ley, pero entendemos que es la mejor ley fiscal que se puede aprobar con la composición que hay en este Parlamento. Es la reforma más realista y posibilista”, ha apuntado.

Por su parte, el portavoz del PSN, Juan José Lizarbe, ha asegurado que esta reforma fiscal no recoge “la propuesta de máximos” de los socialistas, pero ha valorado que “a pesar de estar en minoría hemos conseguido articular un consenso político necesario para aprobarla”. “Esta reforma es mejor que la que trajo el Gobierno desde parámetros progresistas y desde el punto de vista de la equidad del sistema”, ha indicado.

Por el contrario, el portavoz de Bildu, Maiorga Ramírez, ha señalado que “UPN, PSN y PP se han puesto de acuerdo para traer una reforma que tendrá que padecerla la ciudadanía navarra” y ha indicado que es “una reforma fiscal de derechas”. “El PSN ha traído una propuesta similar a la de UPN y el resultado es que se aprueba una reforma que supone una menor recaudación y la peor de las desigualdades”, ha censurado.

En la misma línea, el parlamentario de Aralar-NaBai Juan Carlos Longás ha indicado que la reforma presentada por el PSN “traslada a Navarra las ideas del ministro Cristóbal Montoro, con una versión más edulcorada que la de UPN”. “La reforma del IPRF es regresiva, el Impuesto sobre el Patrimonio se relaja, y el Impuesto de Sociedades es testimonial”, ha apuntado.

Por su parte, la parlamentaria del PPN Ana Beltrán ha afirmado que apoya esta reforma como “un mal menor”, reconociendo que “mejora las condiciones actuales y está en sintonía con la reducción de impuestos que ha llevado a cabo el Gobierno de España”. No obstante, ha considerado que es “poco ambiciosa porque prima el afán recaudatorio por encima de aprovechar nuestra autonomía fiscal para realizar una mayor reducción impositiva”.

El portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha indicado que ésta es una reforma fiscal “completamente equivocada, es mala para la sociedad, para el sostenimiento de la sanidad y de los servicios sociales y aumenta la desigualdad fiscal”, y ha criticado que “a cambio es buena para grandes empresas, para rentas de capital y para patrimonios”.

Finalmente, el parlamentario de Geroa Bai Manu Ayerdi ha advertido de que la reforma deja a Navarra “en mucha mejor condición que el entorno, de forma excesiva desde nuestro punto de vista, y en lugar de beneficiar sólo a las rentas medias y bajas beneficia a todo el mundo”. Además, ha dicho que “tiene un pero enorme, y es que sacrifica recaudación en unos tiempos en que era imprescindible”. “Podríamos habernos homologado con el entorno, beneficiar a las rentas medias y bajas, y no perder recaudación”, ha lamentado.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies