Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

La lluvia y el granizo provocan inundaciones en Ablitas, Ribaforada, Fustiñana y Arguedas

La lluvia y el granizo provocan inundaciones en Ablitas, Ribaforada, Fustiñana y Arguedas
Ablitas.
Ablitas y sus cercanías fueron afectadas por la lluvia.

La fuerte tormenta que sufrió ayer por la tarde la zona de la Ribera se concentró en la localidad de Ablitas y también se dejó notar en localidades como Ribaforada, Fustiñana o Arguedas.

En Ablitas, la lluvia y el granizo, que cayó entre las 19.15 y las 19.30 horas, provocó inundaciones en garajes y viviendas, además de destrozar persianas y tirar las vallas de algunas casas unifamiliares. “Nunca había visto una tromba de agua y granizo, a la vez, en el casco urbano”, aseguró el alcalde, Cecilio Antón, que también se vio obligado a achicar agua y retirar pedrisco de su vivienda ya que, según confesó, “mi calle era un río blanco de granizo”.

Antón explicó que cuando la tormenta comenzó a amainar tuvo tiempo de darse una vuelta por el pueblo para comprobar el alcance de los daños en casas, coches y mobiliario urbano y “el que más o el que menos estaba sacando agua de sus viviendas. He visto muchas persianas rotas, los árboles de los parques sin hojas, las terrazas de los bares han desaparecido en un abrir y cerrar de ojos… Ablitas es un pueblo todo de cuestas y esto ha ayudado a que las consecuencias fueran mayores”. El primer edil, no obstante, desconocía a última hora de la tarde de ayer cómo había afectado el granizo al campo. “Mañana (por hoy) será cuando los agricultores digan si les ha fastidiado la cosecha”, sentenció.

Pese a que las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología situaban las tormentas para ayer en la zona norte de Navarra, al final acabaron afectando especialmente a la Ribera, ya que en la estación de Bardenas, ubicada en la sierra de El Yugo, se registraron 36,1 litros por metro cuadrado, lo que hizo que en Arguedas se inundara la zona conocida como el barranco del Bordón, por donde discurre el singular encierro de El Estrecho, aunque, según confirmó el alcalde Fernando Mendoza, “el agua no ha llegado a las viviendas. Se ha inundado la zona del barranco dentro de lo que podemos llamar el cauce, que está perfectamente hormigonado y no ha afectado a las viviendas”.

No obstante, el primer edil apuntó que fue necesario “encargar una bomba para sacar el agua que se había acumulado en la zona del pueblo más cercana a Valtierra. La brigada ha estado atenta a la tormenta porque ha sido superior a lo anunciado, pero, en principio, no ha habido mayores problemas”. Pese a la gran tromba de agua que cayó en la Ribera en apenas 15 minutos, los efectivos del parque de Bomberos de Tudela no tuvieron que efectuar ninguna salida.

Para la jornada de hoy, la Agencia Estatal de Meteorología anuncia en el tercio norte, predominio de cielos nubosos o muy nubosos, con chubascos y tormentas débiles o moderados, más intensos durante la primera mitad del día, que pueden ser localmente fuertes de madrugada. En el resto de la Comunidad Foral, intervalos nubosos que pueden dejar chubascos y tormentas en la primera mitad del día, tendiendo a cielo poco nuboso a la tarde.

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies