Últimas noticias

EDITORIAL: Ana Mato y las vacaciones con Ébola

EDITORIAL: Ana Mato y las vacaciones con Ébola

 

Ana Mato, actual Ministra de Sanidad
Ana Mato, actual Ministra de Sanidad

El peligro, extensión, difusión y muerte que está ocasionando el Ébola africano -para el que no hay vacuna-  se está convirtiendo en un problema que puede ir más allá de lo puramente sanitario o de salubridad.

Es público y notorio, por las informaciones que nos llegan a los medios de comunicación, que se está extendiendo a personas que, en clave misional o por turismo o “viajes”, se encuentran en África. Unos y otros son proclibes al contagio y su extensión. De ellos no hay que olvidar a los turistas y “viajeros” que se acercan a ese continente vacunados, pero no contra el Ébola.

El peligro, parece ser, radica en que si estas personas son contagiadas (como está sucediendo) ¿deben o no deben ser repatriadas a su país para tratar la enfermedad contraída? ¿qué ocurre con los turistas y viajeros que nada saben de su contagio -o no- y éstos sí o sí vuelven a su país al finalizar su estancia en África?

El peligro de extensión y contagio está ahí y si sale de las fronteras no se sabe cómo actuará.

De momento EEUU y España han repatriado para su tratamiento a compatriotas a sus respectivos países. EEUU en un centro especializado y apartado, España en un Hospital de Madrid.

La repatriación se ha dado entre críticas de improvisación y precipitación.  El sindicato CSIF ha criticado la forma en que el sacerdote  ha sido trasladado al Hospital Carlos III de Madrid, según declaró Manuel Torres, delegado sindical en el centro hospitalario, y uno de los doce miembros del personal médico que atenderá a Pajares durante su estancia en el hospital. En posteriores declaraciones a la prensa, Torres señaló e que los empleados desconocían que el destino del paciente iba a ser el Hospital Carlos III, por lo que hasta las 22.00 horas de anoche estuvieron ocupados con preparativos de última hora.

Tomada la decisión de repatriar a los españoles contagiados, el Ministerio de Sanidad informó de ello a los españoles. Dejando más dudas y más miedo al respecto del peligro que ocasiona esta situación. No hay problema está todo controlado, la “seguridad de los españoles está absolutamente garantizada”, es el mensaje que han querido transmitir. Algo curioso cuando en el Hospital han dejado desalojada una planta para dedicarla al Ébola y los sanitarios que atienden son los mínimos y extríctamente necesarios. Algo curioso cuando todavía no informan sobre su desarrollo, contagio real y tratamiento para evitarlo.

Y en esta situación,  la Ministra de Sanidad pasa la responsabilidad a su Directora General, porque está de vacaciones aunque “organizando”. Algo así ocurrió en Navarra al estallar un brote mortífero de Legionella, el Consejero de Salud, Santiago Cervera, se encontraba de vacaciones y, sin suspenderlas, decía estar al tanto por Internet.

Esperemos no sea el caso.

Directora NI

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies