Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Nuevo documento de identificación en España, el DNI

Nuevo documento de identificación en España, el DNI
  • Por José V. Ciordia, historiador

Tal día como hoy un 2 de marzo de 1944 se creaba en España el Documento Nacional de Identidad (DNI).

Tiene su origen en un decreto promulgado por el franquismo.  El objetivo era llevar un control de la población, permitiendo la rápida identificación de los ciudadanos ante la autoridad. Con anterioridad existía una cédula de identidad que se había utilizado durante el siglo XIX, aunque la misma no tenía gran validez por no incluir foto y ser fácilmente falsificable.

No empezó a utilizarse habitualmente hasta 1951, siendo Zaragoza la pionera en expedirlo y los presos y las personas bajo régimen de libertad vigilada los primeros en portarlo para ser controlados mucho más fácilmente.

El portador del número 1 fue Francisco Franco. El número 2 fue asignado a su mujer Carmen Polo y Martínez Valdés y el 3 a su única hija, Carmen Franco Polo. Los números cuarto al noveno quedaron sin titular, quedando para Familia Real los números del 10 al 99 exceptuando el 13, el cual no tiene dueño por superstición. El rey, hoy émerito, Juan Carlos el 10, la reina Sofía el 11, la infanta Elena el 12, la infanta Cristina el 14 y el príncipe Felipe el 15 ‒la niña bonita‒.  Además, cabe destacar que cada número es personal e intransferible, lo que conlleva que ni siquiera el fallecimiento de su propietario conlleva su asignación a otra persona. A continuación, se metió en el saco a varones con trabajos que implicaran una gran movilidad y después a varones de ciudades con más de 100.000 habitantes, y progresivamente se fue registrando a hombres de localidades entre los 25.000 y 100.000 habitantes. Las mujeres se dejaron para el final, empezando también por aquellas que tuvieran que viajar frecuentemente.

Su asignación se realiza por lotes a los equipos de expedición, por lo que cada comisaría o equipo móvil cuenta con un margen amplio de números libres, los cuales no son correlativos. Así, a día de hoy ya se han emitido más de 60 millones de carnés, por lo que aún hay cerca de 40 millones libres hasta llegar a los 99.999.999 números iniciales

Antes de que entrase en vigor la única forma de tener un registro de los ciudadanos era a través de la Iglesia, que se encargaba de tomar nota en los libros parroquiales de todos los matrimonios y nacimientos y bautizos. En 1871 se aprobaba una ley por la que el Estado pasaba a registrar los datos de todos sus ciudadanos, independientemente de su religión.

Una última curiosidad. Hasta 1981 el Documento Nacional de Identidad incluía una casilla para clasificar a los ciudadanos según su nivel económico. Existían cuatro categorías, siendo la primera para los más ricos y la última para los llamados «pobres de solemnidad».

Tal día como hoy anterior Banderas de nuestros padres

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies