Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Adoctrinamiento de género

El Departamento de Educación quiere implantar el plan de coeducación (Skolae) para educar en la igualdad a todo el alumnado navarro. Entre otras cosas los alumnos, y antes sus profesores, tendrán que estudiar que el sexo es un constructo social, es decir, que el sexo no está arraigado en la naturaleza sino que es un rol social y que es uno mismo el que lo elige o lo construye desde cero.

Ahora bien, esto conlleva unas injusticias que están en las antípodas de la tan cacareada igualdad. Pongamos un ejemplo. Stephen Wood es un preso británico de 52 años, delincuente sexual que se declaró legalmente como mujer y, como consecuencia, fue ingresado en una prisión de mujeres. Pues bien, en esa prisión acosó sexualmente a más de una reclusa. Posteriormente, Wood fue transferido nuevamente a una cárcel de hombres, y el Servicio de Prisiones tuvo que disculparse por haberlo puesto previamente con mujeres reales. ¿Qué igualdad se ha conseguido en este caso?

Es obvio que la doctrina de género no lleva a la igualdad porque al desligar el sexo totalmente de la naturaleza da pie a toda clase de abusos y arbitrariedades dejando desprotegidas a las personas vulnerables. La teoría de género, al separar el sexo de la naturaleza hace que sea el más fuerte quien se imponga sobre el débil, pues no se tiene un criterio objetivo para calificar la moralidad de las acciones humanas. Es un relativismo total.

Otro buen ejemplo de este despropósito de negar la naturaleza es la pretensión de iniciar en la sexualidad a los niños en Educación Infantil, siendo así que a esas edades las personas no están desarrolladas ni maduras psicológicamente para ello. De este modo, se les acorta indebidamente el período de la infancia, con consecuencias muy graves, ya que se hiere su sensibilidad y se viola su inocencia. Otro claro ejemplo de injusticia, de dominación del débil (niño) por el fuerte (adulto).

Esto es a lo que nos aboca esta doctrina de género que se quiere implantar en todas las escuelas y a todas las edades: a más injusticia, más desigualdad, más violencia y más abusos. Esto es lo que no debe aceptar quien conserve todavía el sentido de la justicia y de la dignidad humana.

Tomás Leache

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies