Últimas noticias

El pamplonés Bruno Martínez ganador del IV Certamen Convivencias Taurinas

Hay cosas que se aprenden o se mejoran, y otras que se llevan dentro. Bruno Martínez lleva el buen toreo tan dentro que, pese a pinchar dos veces, fue proclamado vencedor entre representantes de escuelas taurinas de toda España. Sucedió en está final celebrada este ocho en la plaza de Ejea de los Caballeros.

Y es que, que un novillero sin caballos pinche no es descartable, les pasa hasta a las figuras, pues poco han podido ejecutar la suerte. En cambio, que maneje los engaños, con tanta pureza, verdad, temple, suavidad y honduras como vimos a Bruno Martínez en Ejea de los Caballeros es para descubrirse. Y para descubrir a un torero era el eral de Toros de Guerrero. Al torero lo descubren tanto los toros malos como los muy buenos, ya que el aficionado ve el animal y hay que estar a la altura. Y Bruno vaya si lo estuvo.

Habían llegado a la culminación de este IV Certamen, además de Bruno, Juan Aparicio, Alejandro Casado, Javier Cuartero, Luis Pizarro y Fran Fernando, a todos enhorabuena, tras superar lidias en las fincas de Santafé Martón, Alicia Chico y Manuela Patón.

Bruno habría plaza, cuando el público está aún frío; y tan fría como  ventosa (gran dificultad ésta del viento) estaba la tarde, otro hándicap; no hubo «peros» que no superara Martínez.

Dos verónicas y la media de muy buena factura dieron paso al recital de muleta. Comienza con derechazos de rodillas y el de pecho, todo muy limpio. Tras dos buenas tandas diestras, pasa a la mano de los cortijos con la que lo borda en naturales largos y limpios, rematados donde se debe. Toreo en redondo y más naturales de cartel. Cerró con manoletinas de rodillas y la plaza ya en pie. El fallo a espadas fue colectivo, porque todo el respetable empujaba el acero; acariciaba el rabo. Dos pinchazos arriba y estocada. Sin embargo, lo importante en un novillero estaba dicho con las telas, e inapelable su proclamación como triunfador.

Sigan a este navarro, que atesora cante grande y pudiera alborotar la Maestranza.

Jesús Javier Corpas-Mauleón

About The Author

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies