Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Comienza en Etuláin el segundo tramo de transformación de la N-121-A en vía 2+1

NAVARRA INFORMACIÓN.ES

Comienza en Etuláin el segundo tramo de transformación de la N-121-A en vía 2+1

Las obras del segundo tramo de la N-121-A, desde Olave hasta Lantz, para transformar la carretera en una vía 2+1 han comenzado esta mañana en Etulain. Los trabajos, que tendrán un plazo de ejecución de 9 meses, cuentan con una inversión de 10,8 millones de euros procedentes de los Presupuestos Generales del Estado.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, han visitado el inicio de los trabajos acompañados por el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López; el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo; el gerente de la empresa adjudicataria Construcciones Mariezcurrena, Francisco Javier Mariezcurrena; y algunos representantes municipales de las localidades ubicadas en este tramo. Las obras abarcarán un recorrido de 12 kilómetros, con un movimiento de 90.000 metros cúbicos de tierra y una ejecución por fases para reducir las afecciones al tráfico.

La zona de obras se dividirá en dos subtramos separados por la variante de Burutain; desde Olave hasta Burutain y desde Burutain hasta Lantz. Cuando se ejecuten obras en cada uno de ellos, se reducirá la velocidad del subtramo a 60 kilómetros por hora. Los trabajos que requieran atravesar la totalidad de la calzada se realizarán de forma escalonada durante las jornadas con menor tráfico y se resolverán con paso alternativo con velocidad limitada a 40 km/h y el tráfico de ambos sentidos se redirigirá por el carril que quede libre.

Los trabajos con paso alternativo se realizarán en la zona de la intersección de la N-121-A con Etulain, en el tramo desde Burutain a Olagüe, en la intersección de Zandio y Osacáin, y en la variante de Olagüe, en la zona del señorío de Echaide. Estos trabajos coincidirán con la ejecución del drenaje transversal, en la que se establecen tuberías de suministro y evacuación de agua a uno y otro lado de la calzada, y con la fase final de obra durante la extensión de las capas de firme.

Detalles del trazado

El tramo comienza en Olave, donde se construirá una variante que se encuentra en estudio de alternativas. Las diferentes opciones abarcan hasta la actual intersección a Zandio – Osacáin, por lo que este tramo no se modificará hasta la realización de dicha variante. Desde este punto hasta el nudo sur de la variante de Endériz-Ostiz / Ostitz, la N-121-A contará con dos carriles sentido norte y uno sentido sur, con mediana de 2 metros y barrera vertical.

El tronco principal de la N-121-A en la variante de Endériz-Ostiz mantendrá una tipología de dos carriles en sentido Irún y uno en dirección Pamplona, pero añadiendo la mediana con la barrera. En el trazado en dirección norte se incorporará una vía de servicio para eliminar los puntos de conflicto que se originan por los accesos y salidas a varias fincas situadas junto a la carretera y al enlace sur de Endériz.

El proyecto contempla la mejora de la salida de Endériz, en la actual intersección de acceso a Ostiz en la que se ubica una parada de autobús y una miniglorieta. Se ampliará la rotonda para posibilitar a los autobuses realizar cambios de sentido y suprimir así una parada que se sitúa actualmente al otro lado de la carretera, de manera que se centralizan todas las subidas y bajadas de pasajeros en la marquesina de la margen izquierda, mejorando la seguridad del transporte interurbano. Además, se prolongará el carril de aceleración para facilitar la incorporación del tráfico hacia la N-121-A en dirección sur.

En Burutain se construirá una variante, que se encuentra en estudio de alternativas, por lo que desde la salida norte de la variante de Endériz-Ostiz hasta pasada la gasolinera de Burutain se mantiene provisionalmente el trazado actual. La opción elegida para la variante será compatible con el trazado 2+1, por lo que cuando se ejecute se conectará dando continuidad al trazado del conjunto de la N-121-A.

Desde la salida de Burutain hasta Etulain, la carretera contará con dos carriles en sentido Pamplona, uno en sentido Irún y una mediana de 2 metros con barrera metálica. Para ello se ampliará la plataforma mediante excavación en la zona de la margen izquierda.

Nuevas salidas y entradas a Etulain y Lantz

En el cruce de Etulain se construirá un nuevo acceso. Consistirá en una intersección en forma de T con dos carriles centrales de espera para acceder a la localidad o para la incorporación a la N-121-A. Estos carriles se señalizarán en rojo sobre la propia calzada, para facilitar su identificación y diferenciarlos de los carriles centrales de adelantamiento. Asimismo, se construirá una rotonda asimétrica desplazada de la carretera para permitir los cambios de sentido y se dotará de iluminación al tramo de esta nueva intersección.

Desde este renovado cruce, en la primera mitad de la variante de Olagüe, se dispondrán dos carriles en sentido Irún y uno hacia Pamplona, con mediana de 2 metros y separación con barrera metálica. Posteriormente, en el tramo final se invierte el 2+1 con dos carriles hacia el sur y uno en dirección norte, manteniendo una mediana y barrera similares hasta el entorno del cruce a Lantz.

En la intersección a Lantz se construirá un nuevo acceso similar al proyectado en Etulain. La intersección en forma de T contará con dos carriles centrales de espera, señalizados en rojo, que mejorarán la seguridad vial de los giros a la izquierda tanto para acceder a la localidad como para incorporarse a la N-121-A. Para permitir los cambios de sentido se construirá una glorieta desplazada. Toda la intersección contará con iluminación.

Transformación en una vía 2+1

Los trabajos de conversión de la N-121-A se han dividido en 5 tramos, desde los túneles de Ezcaba hasta el puente de Endarlatsa, en el límite de Navarra con Guipúzcoa. El primer tramo (Ezcaba-Olave) se encuentra en construcción desde el pasado mes de febrero, al que se suman ahora los trabajos iniciados entre Olave y Lantz.

El proyecto permitirá transformar la carretera en un diseño 2+1, que consiste en vías de doble sentido de circulación con tres carriles disponibles, de forma que el carril central se utiliza como adelantamiento en una u otra dirección, a través de intervalos regulares separados del otro sentido de circulación por una mediana no rebasable.

La solución vía 2+1 está muy extendida internacionalmente y ha demostrado su eficacia en cuanto a seguridad vial y funcionalidad. Sus principales ventajas son que suprime el 100% de los adelantamientos con circulación en sentido contrario, lo que reduce significativamente el riesgo de colisión frontolateral, que es la causa más lesiva de la accidentalidad actual de la N-121-A. Además, permite disipar las colas con mayor facilidad, ya que se optimizan las zonas de adelantamiento.

Pie de foto: De izquierda a derecha: el gerente de la empresa Construcciones Mariezcurrena, Francisco Javier Mariezcurrena; el consejero Ciriza; el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López; y el director del Servicio de Nuevas Infraestructuras, Jesús Polo, en la zona de inicio de obras del tramo 2 de la N-121-A.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies