Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

El Papa en el Día de Ramos: Dejarse sorprender por Jesús “para volver a vivir”

NAVARRA INFORMACIÓN.ES

Dejarse sorprender por Jesús “para volver a vivir”, ha dicho el Santo Padre hoy Día de Domingo de Ramos, entrada de Jesús en Jerusalén y que da inicio a la Semana Santa

En este Día de inicio a la Semana Santa, el Papa Francisco anima en su homilía de la Misa en el Domingo de Ramos, a dejarse sorprender por Jesús “para volver a vivir”, porque la grandeza de la vida no está en el tener o en afirmarse, sino en descubrirse amados por Dios.

En este día “pidamos la gracia del estupor”, ha sido la exhortación del Papa. La liturgia de hoy, ha comenzado diciendo, “suscita cada año en nosotros un sentimiento de asombro”, pues “pasamos de la alegría que supone acoger a Jesús que entra en Jerusalén, al dolor de verlo condenado a muerte”. Se trata de un sentimiento “que nos acompañará toda la Semana Santa”.

Recordando el ingreso de Jesús a Jerusalén, el Papa Francisco ha plantado una interrogante: “¿Qué le sucedió a aquella gente, que en pocos días pasó de aclamar con hosannas a Jesús a gritar ‘crucifícalo’?”. A la vez que ha explicado que  “en realidad, aquellas personas seguían más una imagen del Mesías, que al Mesías real. Admiraban a Jesús, pero no estaban dispuestas a dejarse sorprender por Él. El asombro es distinto de la simple admiración. La admiración puede ser mundana, porque busca los gustos y las expectativas de cada uno”.

“Admirar a Jesús no es suficiente”, sino que es necesario “seguir su camino, dejarse cuestionar por Él, pasar de la admiración al asombro”. Lo que más sorprende del Señor y de su Pascua, afirma el Sumo Pontífice, es “el hecho de que Él llegue a la gloria por el camino de la humillación”, ha explicado.

La vida cristiana, aseguró el Papa, “sin asombro, es monótona”, pues, si la fe “pierde su capacidad de sorprenderse se queda sorda”: no siente la maravilla de la gracia, ni experimenta el gusto del Pan de vida y de la Palabra, y no percibe la belleza de los hermanos y el don de la creación”.

Abrirse al don del Espíritu que nos da la gracia del estupor y “volver a comenzar desde el asombro”. Mirar al Crucificado es la exhortación del Santo Padre. Dejarse sorprender por Jesús “para volver a vivir, porque la grandeza de la vida no está en tener o en afirmarse, sino en descubrirse amados”. “La grandeza de la vida está precisamente en la belleza del amor”.

“Esto es el estupor ante Dios, quien sabe llenar de amor incluso el momento de la muerte. En este amor gratuito y sin precedentes, el centurión, un pagano, encuentra a Dios. ¡Realmente este hombre era Hijo de Dios! Su frase ratifica la Pasión”, ha concluido el Sumo Pontífice.

Homilía completa AQUÍ
El Papa Francisco en el Día de Domingo de Ramos en la Basílica de San Pedro del Vaticano. VATICANO

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies