Últimas noticias
Lateral derecho Castillo de Javier
Lateral izquierda Castillo de Javier

Caso Davalor: Esparza pide que Chivite explique por qué no ha cesado a Ayerdi

NAVARRA INFORMACIÓN. ES

Esparza ha pedido  la comparecencia de Chivite para que explique por qué no ha cesado aún a Ayerdi tras la causa abierta del Tribunal Supremo por el caso Davalor

El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha pedido la comparecencia de la presidenta María Chivite para que explique por qué no ha cesado aún al consejero de Desarrollo Económico y Empresarial de su Gobierno, Manu Ayerdi.

“Han pasado 20 días desde que se conoció el auto de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo por el que se abrió causa contra Manu Ayerdi por posibles delitos de corrupción por su actuación en relación con la empresa Davalor Salud y ni él ha dimitido ni la presidenta le ha cesado. Chivite debe dar explicaciones ante el Parlamento de su actuación”, ha afirmado.

Así, ha destacado que “por decisión unánime de 5 magistrados del Supremo, Ayerdi está siendo investigado por dos delitos graves para el ejercicio de un representante público como son prevaricación y malversación de fondos y aquí no pasa nada”. “Ni él ha dado la cara ni lo ha hecho la presidenta que lo nombró y que es quien tiene la potestad para quitarlo. Y, mientras tanto, Ayerdi sigue tomando decisiones con dinero público”, ha añadido.

El portavoz de la coalición de UPN, Ciudadanos y PP ha insistido en que “en su día ya dijimos que Chivite se equivocó nombrando consejero a Ayerdi porque era perfectamente conocedora de lo sucedido en Davalor Salud. De hecho, la pasada legislatura el PSN fue muy crítico con Ayerdi. También se lo recordamos cuando el Juzgado de lo Mercantil inhabilitó y condenó al pago del déficit concursal al gerente y promotor de Davalor Salud, pero de nuevo Chivite echó balones fuera”.

Para el portavoz de Navarra Suma, “el comportamiento de la presidenta en este caso responde al mismo patrón que lleva adoptando desde el inicio de la legislatura: falta de liderazgo, sometimiento a lo que le dicen sus socios y renuncias a lo que había venido diciendo durante la legislatura pasada, cuando estaba en la oposición”.

Todos los portavoces han enmudecido”

Por otro lado, Javier Esparza ha criticado la doble vara de medir del resto de los partidos políticos: “De repente, todos los portavoces han enmudecido y solo abren la boca para decir que les parece excesiva la ley que ellos mismos impulsaron y que ahora se está incumpliendo. Me pregunto si hubieran actuado igual si el investigado perteneciera a Navarra Suma, aunque no hace falta pensar mucho tiempo la respuesta”.

Para Esparza, todavía es más sorprendente la actitud que está adoptando el PSN, cuando el propio secretario de organización, Ramón Alzórriz, criticaba la pasada legislatura el “silencio cómplice” de Barkos en el caso Davalor, “que directamente compromete a su gobierno”, sostenía. Además, exigía a Barkos como presidenta y al cuatripartito “que tomen medidas para esclarecer qué ha pasado con Davalor, que sean capaces de asumir las mismas responsabilidades que ellos han exigido a los demás en circunstancias parecidas” y les acusaba de “actuar con una doble vara de medir, ya que ellos han sido beligerantes cuando ha habido casos sospechosos y opacos que han afectado a otros partidos”. “Todo ello, sin que todavía Ayerdi hubiera sido investigado por el Supremo”, apunta el presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma.

El mismo Alzórriz también remarcaba que la decisión de Ayerdi había costado “millones de euros a los navarros y navarras”. “Sin embargo, ahora el Gobierno de Chivite ha dicho que no se va a personar y, por tanto, renuncia a defender el interés de las arcas públicas y, por tanto, de todos los navarros”, ha afirmado Esparza.

En esta misma línea, Esparza ha recordado que nada más tomar posesión de su cargo como vicepresidente económico, y tras reunirse varias veces con el promotor de Davalor, Ayerdi cesó de forma precipitada a todo el consejo de Sodena y a su gerente con el fin de otorgar un préstamo de un millón de euros de dinero público a la empresa, pese a que los informes técnicos obrantes desaconsejaban por completo tal operación.

 

A ese primer millón siguieron más préstamos, a pesar de que el empresario incumplía sus obligaciones legales (no presentación de cuentas) y con la Hacienda Foral. Además, parte de esos préstamos de dinero público no recuperados fueron al patrimonio del empresario beneficiado y hoy condenado. Ello ocasionó a las arcas forales un quebranto económico por valor de más de 3 millones de euros a las que hay que sumar 1.026.020 de deuda generada a la Hacienda Foral.

 

Otras noticias publicadas

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies